El Gobierno dispone de un presupuesto de 2.500 millones de soles (US$764 millones) para reconstruir la infraestructura por las inundaciones y asistir a los más de 62.000 damnificados, anunció  el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski.

En una rueda de prensa, el mandatario dijo que el Gobierno tiene “2.500 millones de soles disponibles,  para enfrentar la reconstrucción en todos los distritos afectados” por las intensas lluvias, desbordes de ríos y deslizamientos de lodo.

De acuerdo al último consolidado oficial, la emergencia ha dejado 62 muertos, 11 desaparecidos, más de 62.000 damnificados y 170 heridos, a nivel nacional.

El mandatario explicó que, mediante un decreto de urgencia, se han añadido 1.500 millones de soles al presupuesto para enfrentar la emergencia por el desastre natural, que ascendía a 1.000 millones de soles.

Asimismo, Kuczynski recordó que el Ejecutivo había anunciado, la semana pasada, un programa de reactivación económica por 5.500 millones de soles (US$1.681 millones) para la promoción de obras en todo el país, que permita reactivar la economía a nivel local.

El ministro de Economía, Alfredo Thorne, agregó, en la misma rueda de prensa, que están “dando flexibilidad presupuestal para hacer la reasignación de partidas y que (los ministerios) puedan enfrentar la situación de emergencia”.

“Queremos asegurarles y darles un mensaje de seguridad, de que tenemos recursos para enfrentar los embates” de la naturaleza, indicó Thorne.

El titular de Economía explicó que el programa de reactivación se ideó para que la probable desaceleración de la economía peruana pueda ser compensada con un mayor gasto público.

Ante el bloqueo de la carretera Central por el desborde del río Rímac, Kuczynski anunció que será declarada en emergencia para promover y financiar los estudios necesarios para buscar rutas alternativas, que acorten el trayecto y no estén sujetas a un trazado por las zonas donde caen los deslizamientos.

La carretera Central es la única vía principal que comunica Lima, la capital peruana, con las regiones del centro del país que la abastecen de alimentos y otros productos.

“Estamos enfrentando un serio problema climático que no se podía preveer, y que no ha habido de esta intensidad desde 1998”, en que Perú fue golpeado por un fenómeno del Niño de gran magnitud, precisó Kuczynski.

“Es fundamental estar listo para enfrentar la reconstrucción que hay que hacer y prevenir para el futuro”, subrayó el gobernante.

Kuczynski agregó que la emergencia va a pasar en unos días y que el Gobierno está en una mejor situación financiera que hace 20 años, para enfrentar los gastos de la reconstrucción.

“Y si la reconstrucción cuesta más, tenemos los fondos para hacerlo”, remarcó.

Igualmente, pidió a la población dar prioridad a su seguridad y ser “extremadamente prudentes” porque ya hay 62 personas muertas por los aludes en el país y “no debemos tener un solo muerto más”.

/gap