Un retroceso marginal expuso este viernes el precio del cobre en la Bolsa de Metales de Londres (BML). El insumo encadenó su segunda baja consecutiva, esta vez de 0,8%, situándose en US$ 2,761 la libra. De esta forma, observó una merma semanal de 2,7%, en días marcados por los alcances de la elección legislativa en Estados Unidos, la que significó un triunfo para los demócratas al obtener la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que los republicanos mantuvieron el dominio en el Senado.

La atención de los inversionistas también ha estado puesta en las tratativas entre la potencia del norte y China, previo a la cumbre del G-20 en Buenos Aires. Este viernes, delegaciones de ambos países reanudarían las conversaciones para intentar destrabar la tensión comercial iniciada por Washington y replicada por el gigante asiático a través de alzas de aranceles a las importaciones recíprocas. Otro de los elementos que incidió en la cotización del mineral fue el débil dato sobre las internaciones chinas del commodity. Las compras del insumo por parte de China anotaron una fuerte merma de 19% en octubre totalizando 423.000 toneladas métricas.

Por lo pronto, el valor del metal rojo presenta un promedio de US$ 2,799 la libra en lo que va del mes mientras que la media en el año alcanza los US$ 2,985 la libra con un alza de 8,5%. Los inventarios en la plaza londinense, en tanto, volvieron a descender este viernes en un 0,7% sumando 171.050 toneladas métricas.

/gap