“El mercado laboral ha continuado fortaleciéndose y la actividad económica ha estado aumentando a un ritmo sólido”, dijo la Fed en su comunicado una vez finalizada su reunión de política monetaria de dos días.

El documento refleja pocos cambios de perspectiva desde la última reunión de política monetaria de septiembre, con la inflación cerca de su meta del 2 por ciento, una caída del desempleo y riesgos para el panorama económico que parecen estar “más o menos equilibrados”.

No obstante, el banco central apuntó que la inversión de las empresas “se había moderado desde el ritmo acelerado de principios de año”, un posible obstáculo para el crecimiento económico.

Los mercados financieros esperaban que el banco central mantuviera su tasa referencial a un día en el actual rango de 2-2,25 por ciento. La Fed ha subido las tasas de interés en tres ocasiones este año y los mercados esperan que lo haga nuevamente en diciembre.

Datos divulgados a finales de octubre mostraron que la economía de Estados Unidos creció a una tasa anual del 3,5 por ciento en el tercer trimestre, muy por encima del casi 2 por ciento de expansión anual que la Fed y muchos economistas consideran la tendencia subyacente.

/gap