Felicidad, tristeza, odio, ira…todas las emociones, de las que un ser humano es capaz de experimentar, tienen diversos efectos en el organismo, uno de ellos: daños a los riñones.

De acuerdo a la National Kidney Foundation, una de las emociones que puede conducir a daño renal es el estrés. Éste induce a una presión arterial elevada (hipertensión) y a la alteración de los niveles de azúcar en la sangre, lo que genera una sobre carga en los riñones.

Lesionan algo más que el alma…

Los riñones son los encargados de mantener la sangre limpia y mantener el equilibrio químico del cuerpo; pero factores como las emociones pueden alterar su funcionamiento, las más peligrosas son las siguientes:

1. Miedo. Disminuye la armonía en los riñones y ocasiona micción involuntaria.

2. Tristeza. Estas emociones tienden a causar patrones de deficiencia; interrumpe el trabajo natural de este órgano.

3. Enojo o ira. De acuerdo a la medicina china, cuando estás de malas o criticando al mundo contribuyes al deterioro de este órgano, por el incremento en la producción de corticoesteroides.

Aunque estas emociones afectan a los riñones, no son los únicos órganos perjudicados: el estrés daña el corazón y la tristeza puede generar desequilibrios químicos en el cerebro.

¡No lo olvides, en tus manos está tu salud y emociones! ¡Cuídate!

/psg