Arabia Saudita pretende reducir el suministro de petróleo a los mercados mundiales en 0,5 millones de barriles diarios en diciembre, ha anunciado el domingo el ministro de Energía del reino, Khalid al-Falih. El poder de la OPEP afronta inciertas perspectivas en sus intentos de persuadir a otros productores para que acepten una rebaja coordinada de la producción, informa Reuters.

Al-Falih ha declarado a los reporteros que el volumen de la producción de la petrolera nacional Saudi Aramco caería en 500.000 barriles diarios en diciembre respecto al mes anterior debido a la menor demanda estacional. Se trata de una reducción en el suministro global de petróleo de alrededor del 0,5 %.

La decisión de Riad ha sido adoptada después de que los precios del crudo disminuyeran alrededor de un 20% en un mes desde principios de octubre debido al aumento de la oferta, especialmente por parte de los tres principales productores, EE.UU., Rusia y Arabia Saudita.

Mientras tanto, el anuncio hizo subir los precios del crudo en torno a un 1 % a primera hora de este lunes. Así, los futuros internacionales de crudo Brent LCOc1 se situaban en los 71,34 dólares por barril a las 05:00 GMT, lo que representa un 1,65% más que en la última medición.

/psg