La Corte Suprema condenó al fisco a pagar una indemnización total de $115 millones a los familiares de una mujer fallecida en el tsunami registrado el 27 de febrero de 2010, en la localidad de Curanipe, Región del Maule.

En fallo dividido, la Tercera Sala del máximo tribunal estableció responsabilidad por falta de servicio del Estado al no disponer planes de emergencias que adviertan a la población qué hacer ante la ocurrencia este tipo de catástrofe.

“Que, a los hechos ya reseñados, ha de agregarse que no consta en el proceso antecedente que dé cuenta de haberse implementado en la localidad de Curanipe plan de emergencia alguno, destinado a advertir a la población de adoptar medidas de resguardo básicas para prevenir y enfrentar esta clase de calamidades, así como tampoco consta la existencia de un protocolo tendiente a generar dichas condiciones de resguardo preventivas o reactivas en la población flotante que estacionalmente concurre a la zona con fines turísticos”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que “la falta de capacitación, educación o preparación, mencionada, son señaladas además por otros lugareños y autoridades cuyos testimonios fueron recabados por la Policía de Investigaciones, como los que constan en los informes contenidos en los discos compactos percibidos en segunda instancia e individualizados en el considerando precedente”.