Malestar estomacal, inflamación… son muchos los síntomas que pueden estar indicando que tenemos algún tipo de intolerancia alimentaria.

Esos malestares que solemos ignorar y paliar con un día o dos de “dieta” pueden estar ligados a una intolerancia alimenticia que no tiene que ser exclusivamente la enfermedad celíaca.

¿Cuáles son los síntomas de una intolerancia alimentaria?

Dolor de estómago
Inflamación estomacal
Diarrea
Erupciones en la piel y picazón

Son bastante molestos y suelen aparecer unas horas después de consumir los alimentos que nos hacen mal.

¿Cómo puedes detectarla?

La forma más efectiva de detectar qué alimento nos hace mal es controlar lo que comemos y estar atentos a los síntomas. Si identificas un alimento que te produce síntomas no deseados, lo ideal es suspenderlo por un tiempo para verificar lo que sucede con tu cuerpo cuando no lo consumes.

Luego de unas semanas, puedes probar consumir nuevamente ese alimento que sacaste de tu dieta. Si los síntomas vuelven entonces casi que no hay dudas de que tienes intolerancia. Lo ideal es consultar a tu médico y a un dietista para asegurarte de que recibes todos los nutrientes que tu cuerpo necesita en el caso de que sea necesario cortar definitivamente el consumo de ese alimento.

Por otro lado, puede que tus síntomas estén indicando algo más que una intolerancia alimenticia, como el exceso de estrés o el síndrome de intestino irritable; lo ideal es consultar a tu médico.

¿Cuáles son las diferencias entre una intolerancia alimenticia y una alergia alimentaria?

Una intolerancia alimentaria:

No involucra al sistema inmunológico, es decir no hay reacción alérgica.
Presenta síntomas al rato de haber comido y comiendo cantidades normales de alimento.
Puede ser producida por diferentes alimentos.

¿Cuáles son las intolerancias alimentarias más frecuentes?

#1 Lactosa

Si los síntomas aparecen después de consumir productos lácteos, es posible que tengas intolerancia a la lactosa.

#2 Trigo

Algunas personas tienen dificultad para digerir el trigo y experimentan hinchazón, gases, diarrea, vómitos y dolor de estómago después de consumir alimentos con trigo.

En caso de creer que tienes una intolerancia alimenticia, debes consultar a tu médico de cabecera para que te oriente y, de ser necesario, te derive a otro especialista.

/psg