Una menor de 12 años que se encontraba desaparecida llegó la madrugada del sábado hasta la 21º Comisaría de Estación Central, afirmando estar deshidratada y cansada de tanto caminar.

Desde ese instante, existen dos versiones en torno al misterio de por qué la niña dejó la casa de sus padres en Maipú, permaneciendo desde el domingo en un centro del Sename en Pudahuel.

Todo comenzó el viernes cuando se inició la búsqueda de la adolescente, la cual había sido vista por última vez esa jornada en la estación Santiago Bueras de la Línea 5 del Metro.

Según informa Radio Bio Bío, el sábado la madre de la menor llegó hasta la Policía de Investigaciones a presentar una denuncia por presunta desgracia, indicando que su hija había ido a la casa de una amiga y que desde ese entonces que se encontraba desaparecida.

La PDI comenzó a indagar sobre su paradero descubriendo posteriormente que la niña estaba en el Cread de Pudahuel, hasta donde fue llevada tras contactarse los funcionarios de la comisaría con un tribunal de Familia para ver los pasos a seguir.

Eso sí, ante Carabineros la adolescente dio una versión radicalmente opuesta a la de su madre: aseguró que la habían echado de su casa y que por ese motivo comenzó a deambular por la zona hasta llegar cansada y deshidratada al cuartel policial.

Tras darse a conocer estos dos relatos, finalmente el Juzgado de Familia de Pudahuel determinó que pese a los problemas que existen en la familia y las dos versiones opuestas del caso, la menor debía quedar bajo custodia de su madre.

/gap