Guatemala suspendió el polémico presupuesto para el próximo año cuya aprobación desató violentas protestas que terminaron con el Congreso incendiado.

La Junta Directiva del Congreso de Guatemala, liderada por Allan Rodríguez, anunció que “con la finalidad de mantener la gobernabilidad del país y la paz social, hemos acordado suspender el trámite del presupuesto de ingresos y egresos del Estado y del Organismo Legislativo 2021”.

El pasado miércoles, la alianza de partidos oficialistas reunió 115 votos de los 160 legisladores para aprobar presupuestos po 99.700 millones de quetzales (casi 10.800 millones de euros), los más altos de la historia junto con el de 2020, que incorporaron una ampliación extraordinaria para hacer frente a la pandemia de coronavirus.

La mayoría de los fondos estaban dirigidos a la construcción de infraestructuras en concesiones al sector privado y no contemplaba aumentos en salud, educación ni en políticas públicas que combatieran la desnutrición infantil, que afecta a casi el 50% de los niños menores de cinco años.

Miles de guatemaltecos se manifestaron durante este fin de semana para exigir la renuncia del presidente Alejandro Giammattei, a quien le reprochan casos de corrupción y por el polémico presupuesto que hoy ya fue suspendido.

En la protestas ocurridas durante el fin de semana frente al Congreso, la policía detuvo a casi 40 personas, entre ellos dos jóvenes de 18 años, según la Corte Suprema de Justicia.

Asimismo, la Cruza Roja informó que atendió alrededor de medio centenar de manifestantes y una quincena fueron trasladados a hospitales, uno de ellos en estado grave.

/psg