Son estrellas y todo lo viven distinto. Por eso lo extraño de la bajada que no dudamos en publicar: anunciar que la madre de Luis Miguel falleció no es una bajeza humana, sino solo un spoiler a traición: la vida pasa a segundo plano.

Aracely Arámbula, la exmujer de Luis Miguel, está en boca de todos desde un año atrás. Pidió a Netflix US $ 500 mil para que su nombre saliera en la serie, la compañía se los negó y llegó el turno de la venganza, que suele comerse fría, un plato que se saborea mejor tiempo después. Aracely divulgó el secreto mejor guardado de Luis Miguel y, por supuesto, la propia Netflix. ¿Cómo fue la reacción de El Sol? No fue… digamos… buena.

Fue un amigo cercano al artista quien reveló que Luismi llamó a su mujer, llenó de cólera. Al parecer, fuera de sí, el cantante propinó fuertes palabras para la “chule”, tal como conocen en México a su ex. “Ridícula” y “estúpida”, son las palabrotas que el conocido medio mexicano TVNotas reveló.

El medio especializado en celebridades incluyó dos últimas interpretaciones de los hechos: amigos de ambos, quienes intentan apaciguar los ánimos: “Aracely no tolera que él ya no esté a su lado. Por eso se la pasa el tiempo compartiendo fotos en bikini y en poses sugestivas: quiere enseñarle lo que se perdió”. Y también una lectura más: Es Aracely quien está enojada con El Sol, que hace meses no pasaría su cuota alimentaria a los hijos de la pareja.

“Ella pensó que tendría buena respuesta de sus seguidores, pues se trata de los abuelos de sus hijos, pero recibió muchos comentarios negativos; la gente se la acabó, le dijeron que necesita atención y que por eso el ¨El Sol¨ no le pasa pensión, que solo quiere colgarse de su fama y que al confirmar la muerte de Marcela Basteria le arruinó la segunda temporada de la serie”, concluyó un amigo de Luis Miguel sin hacer hincapié en que ningún comportamiento, por inapropiado que sea, da permiso para insultar a una mujer.

Sin título-1 copia

/psg