Este miércoles el ex obispo Juan Barros llegó a dependencias de la fiscalía regional de Rancagua para declarar por segunda vez en calidad de imputado por presuntos abusos sexuales cometidos por miembros de la iglesia católica.

El religioso prestó declaración ante el fiscal Sergio Moya, por la causa que investiga los delitos que habría cometido el ex capellán de la Fuerza Aérea, Pedro Quiroz.

Tras la diligencia, Barros afirmó a los medios presentes que “uno desea colaborar y responder a las preguntas. Espero que salga todo bien”.

En la misma línea, agregó que “esperemos en Dios que todo esto se vaya solucionando, aclarando… y así poder estar tranquilo”.

Barros reiteró que se hicieron “varias investigaciones (por el caso del ex capellán Quiroz) y eso quedará consignado acá”.

Finalmente, el obispo emérito de Osorno sentenció que “he puesto, hemos dado los antecedentes al señor fiscal” y descartó cualquier tipo de encubrimiento.

Cabe recordar que Barros ya compareció el pasado 6 de septiembre en la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, en Santiago, por este mismo caso.

Además, el obispo emérito de Osorno es acusado de tener conocimiento de los casos de abusos sexuales que Fernando Karadima habría cometido en contra de Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo./gap