Un momento histórico fue el que se vivió en la televisión chilena luego de que Daniel Araya se convirtiera en el gran ganador de Pasapalabra al adjudicarse $176 millones de pesos tras superar el temido Rosco.

Sumado al dinero que acumuló por los episodios en los que participó, el viñamarino se echó al bolsillo $177.250.000. Pero ojo, porque había un pequeño detalle en el millonario premio.

 Sí, porque el logro del joven estadístico venía con letra chica y Araya no se quedará con todo el monto, ya que deberá entregar parte de él al Servicio de Impuestos Internos (SII).

Así por lo menos lo explicó el abogado tributario Alejandro Ramírez, quien a Página 7 indicó que del monto total, Daniel deberá entregar el 25%, es decir, $44.312.500.

“Considerando que el tipo de ingreso corresponde a una ‘renta esporádica’, se deberá pagar el Impuesto de Primera Categoría, que debe declararse y pagarse en el Formulario 29, dentro del mes siguiente a la obtención del premio”, confirmó el abogado.

/gap