La muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca removió la agenda. Desde el gobierno han dicho que se trata de un suceso originado por un delito común, ocurrido después de un asalto a cuatro profesoras de la escuela pública Santa Rosa, en la zona de Ercilla. La oposición, por su lado, ha pedido destituciones e interpelaciones. El diputado del Movimiento Autonomista, Gonzalo Winter, interrumpió la discusión de la Ley de Presupuesto, el 14 de noviembre, para exigir explicaciones al Ministerio de Interior y cuestionar la entrega de recursos al “Comando Jungla”. Ayer, el Frente Amplio se dirigió a La Moneda, antes de las 9:00 de la mañana y entregó una misiva dirigida al Presidente Sebastián Piñera en la que exigen las renuncias del intendente de La Araucanía, Luis Mayol, y del jefe de zona de Carabineros, Mauro Victtoriano. Más tarde, la diputada Carmen Hertz (PC), junto a un grupo de parlamentarios, anunció que el ministro del Interior, Andrés Chadwick, será interpelado el próximo lunes.

En medio de todo esto, el senador por La Araucanía, Felipe Kast (Evópoli)llama a la prudencia. Lamenta que se quiera “sacar provecho político de cada episodio” y, en su lugar, invita a esperar los resultados de las investigaciones de la Fiscalía. Confía, además, en que se pueda continuar trabajando en el Plan Araucanía, “en unidad, paz y sin violencia”.

-El Frente Amplio en un comunicado rechazó “el aumento sistemático de la militarización en la zona”. ¿Existe presencia militar en La Araucanía?

Lo primero es invitar al Frente Amplio a que no le falte el respeto a la región de La Araucanía, una región que ha sufrido mucho. Es muy fácil opinar desde Santiago sobre el sufrimiento que han tenido por décadas, por la falta de seguridad y de paz. Lo segundo, es informarles que las unidades que operan en la región son de la policía de Carabineros y no de las fuerzas del Ejército o alguna otra rama de las Fuerzas Armadas, por lo tanto, sería bueno que se informaran antes de desinformar a la ciudadanía. Y, tercero, lo que la ciudadanía espera en La Araucanía es que, junto con el diálogo y el trabajo con los líderes positivos de nuestros pueblos originarios, aquellos que han recurrido a la violencia, que no representan para nada al pueblo mapuche, sí puedan ser enfrentados con todo el rigor de la ley. Por lo mismo, frente a los hechos ocurridos el día de ayer hay que pedirle a todos los actores políticos que no caigan en el aprovechamiento político, en ocupar la calculadora, tratando de hacer acusaciones sin información suficiente y que dejemos que la Fiscalía haga su trabajo. Ya llegará el tiempo de sacar conclusiones una vez que esa investigación concluya.

Yo creo que el oportunismo ha sido lamentable y lo hemos visto en distintos actores. La prudencia llama a dejar que la justicia haga su trabajo”.

-Además pidieron la renuncia del Intendente, Luis Mayol y parlamentarios de oposición se coordinaron para interpelar al ministro Andrés Chadwick.

-Justamente lo que la ciudadanía no espera de la política, es que se saque provecho político de cada episodio. Lo que la ciudadanía espera es un trabajo serio de investigación para poder entender cuáles fueron las circunstancias en las cuales ocurrió el hecho, y también la ciudadanía espera que ojalá podamos identificar y poner tras las rejas a las personas que ocuparon armas de fuego contra carabineros. Creo que la actitud de oportunismo político que ha tenido el Frente Amplio y la Nueva Mayoría en esta materia no ayuda en nada.

-El ministro Chadwick respaldó a Carabineros en el cumplimiento de su deber. ¿Qué valoración hace usted del accionar de la policía en el hecho?

-Necesitamos que la policía haga bien su trabajo, que tenga los procedimientos adecuados y, por lo mismo, el ministro Chadwick ha pedido que haya un fiscal exclusivo para esta causa, para poder despejar este elemento. Es importante poder demostrar que el procedimiento se realizó apegado a la norma y a la ley, y eso lo sabremos una vez que finalice la investigación.

-Usted escribió en su cuenta de Twitter: “Lamentamos la utilización política de la violencia y el sufrimiento en La Araucanía”. ¿Cree que se ha tratado de politizar el suceso?

-Yo creo que el oportunismo ha sido lamentable y lo hemos visto en distintos actores. La prudencia llama a dejar que la justicia haga su trabajo, y la misma prudencia hay que tenerla en todos los casos, bien sea de violencia de un lado o del otro, de un lugar u otro. Siempre hay que tener mucho cuidado con apresurarse en las conclusiones, mientras no termine la investigación de la Policía de Investigaciones y mientras la justicia no dé su veredicto final.

“Hay que continuar los esfuerzos genuinos del gobierno por tender puentes, por promover diálogo sin violencia”

-Todo el año el Gobierno ha impulsado acercamientos con el mundo mapuche, ¿cómo afecta a este proceso la muerte de Catrillanca?

Espero que los esfuerzos continúen, que no se bajen los brazos. Todo lo contrario. Espero que los esfuerzos genuinos del gobierno por tender puentes, por promover diálogo sin violencia, hay que continuarlos. Además, hay que ser muy duros y muy firmes con aquellos que recurren a la violencia. Desgraciadamente el episodio de ayer tuvo alto grado de violencia y, por lo mismo, creo que es necesario que vayamos avanzando cada vez más en llamar a la unidad, llamar a la paz y dejar de lado cualquier mecanismo de violencia que quieran aplicar los distintos grupos extremistas que no representan al pueblo mapuche, que es tremendamente pacífico.

-¿Y cómo repercute en el Acuerdo Nacional para el Desarrollo y la Paz en La Araucanía?

-Sin lugar a dudas algunos se van a aprovechar de este hecho para tratar de boicotear el trabajo del gobierno. Espero que esos grupos, a los que simplemente les interesa que al gobierno le vaya mal, sean muy aislados y que podamos seguir trabajando en la línea que veníamos trabajando, que es la que necesita La Araucanía.

-Ya se confirmó que fue quemada una iglesia en la zona, hubo varios atentados incendiarios la noche del 14 de noviembre, ¿les preocupa que se puedan desencadenar otros hechos de violencia?

-Por supuesto que nos preocupa y es parte de la labor del gobierno mantener la calma y la seguridad en la región. Insisto, creo que el gobierno ha actuado de forma responsable, con prudencia, y eso es justamente lo que la ciudadanía debiese valorar. Cuando ocurrió la Operación Huracán fue al Presidente Piñera a quien le tocó la difícil decisión de hacer un cambio en el Alto Mando para ayudar a recuperar la confianza en la policía y Carabineros.

-¿Cree que la ciudadanía tendrá confianza en los resultados que arroje esta investigación?

-Creo que sí, sobre todo teniendo conciencia de que fue el mismo Ministerio Público el que logró desenmascarar la Operación Huracán. No veo por qué en este caso no podamos tener confianza de que si es que se actuó bien, finalmente sea eso lo que se concluya, que se actuó apegado a protocolo. Y si se actuó mal se pueda efectivamente demostrar lo mismo. Afortunadamente en Chile tenemos instituciones que tienen separación de intereses y, por lo mismo, cuentan con la autonomía suficiente para llevar a cabo la investigación.