Las principales empresas forestales del país, Arauco -ligada al grupo Angelini- y CMPC -vinculada a la familia Matte-, admitieron que la muerte de Camilo Catrillanca (24 años), miembro de una comunidad mapuche de la Región de La Araucanía y quien recibió una balazo en la cabeza, se trata de un hecho lamentable y que debe ser investigado por la justicia. Igualmente, ven que esta situación genera tensión en la actividad forestal del sur del país y, por ello, adoptaron medidas de seguridad para continuar con las operaciones.

Así lo reconocieron ejecutivos de ambas compañías, que ayer en la Región del Biobío -capital forestal del país- participaron en la primera Feria de Construcción en Madera y Sustentabilidad, Comad 2018, organizada por Corporación Chilena de la Madera y la Corporación de Desarrollo Tecnológico (CDT) de la Cámara Chilena de la Construcción.

El gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales de Arauco, Charles Kimber, comentó que “es una pena que haya pasado esto. Los Catrillanca son vecinos nuestros, del fundo El Cielo, tenemos conversaciones frecuentes y de buena vecindad con el padre, a quien le hemos expresado condolencias. Es un momento triste, lamentamos que haya pasado, es malo para el país, para los esfuerzos de los planes de Impulso Araucanía, para el gobierno”.

Kimber señaló que se debe investigar este hecho tal como cuando ha habido atentados a privados. Añadió que “dado que están circulando algunos wasaps y declaraciones de algunos grupos no tan identificados, que están diciendo que habrá algunas acciones, estamos tomando medidas y alertamos a nuestras gerencias y unidades productivas. Estamos trabajando con las empresas contratistas para ser prudentes, estar atentos, colaborar, no echarle leña al fuego. Hay que ser muy prudentes, es un momento de reflexión”.

El ejecutivo de la forestal de los Angelini precisó que la empresa no tiene muchas actividades en esa zona de La Araucanía, pero que la madera que producen transita por vías y caminos que “están identificados y debemos ser prudentes con los horarios de circulación, que los choferes si advierten inconvenientes en la ruta, tomen medidas para desviarse o detenerse y no exponerse”.

El gerente de Asuntos Corporativos de Empresas CMPC, Guillermo Turner, afirmó que la muerte de Catrillanca “es un hecho muy lamentable y es un tema que lo tiene que ver la justicia”. Agregó que es “importante que esto no nos haga retroceder en los avances que se han logrado en materia de convivencia, de generación de nuevos espacios de diálogo con las distintas comunidades. Nosotros estamos generando ese espacio de conversación, queremos continuar en eso y que los esfuerzos que está generando el mundo privado y el sector público, particularmente a través del Ministerio de Desarrollo Social, se mantengan y no haya un retroceso producto de este hecho muy lamentable”. Turner sostuvo que se están tomando medidas de resguardo, pero que la actividad productiva de la firma continúa.

Recientemente, CMPC llegó a un acuerdo con la Conadi para venderle tierras en Tirúa y destinar el monto que reciba a proyectos productivos en la zona.

/gap