La familia Bolocco está muy unida y ha mantenido un extremo bajo perfil en medio de uno de los momentos más difíciles que han pasado: esta mañana comenzó la intervención quirúrgica para extraerle un tumor cerebral a Máximo Menem Bolocco.

En tanto, Zulemita y Carlos Nair Menem han realizado diversas declaraciones al otro lado de la cordillera. Ella repitiendo que le había costado mucho comunicarse con Cecilia Bolocco, y Nair publicando un desubicado tuit –VEA AQUI EL MENSAJE DEL HERMANASTRO-.

También ha causado un gran revuelo el viaje de Carlos Menem a Santiago para visitar a su hijo, con quien tiene una casi nula relación.

En junio, Máximo realizó un último intento por ver a su padre y fue a Buenos Aires con su mamá. El resultado fue “del terror”, declaró la ex Miss Universo.

El chico contó que Zulemita lo había retado y que se tuvo que ir de la casa del ex mandatario de 88 años cuando supo que Carlos Nair también estaba invitado. Y, el tercer día que visitó el hogar de su padre, simplemente no lo dejaron entrar.

Posteriormente los hermanos Menem tuvieron duros dichos contra Máximo y su mamá.

Hoy, cuando Máximo está siendo sometido a una delicada operación para extirparle un tumor cerebral, Zulemita se ha mostrado públicamente muy preocupada e incluso lloró durante un punto de prensa en Buenos Aires.

Allí respondió las preguntas de los periodistas televisivos, entre ellos un enviado especial del matinal Bienvenidos. –ACÁ LOS DETALLES DE LA POLÉMICA ENTRE ZULEMITA MENEM Y BOLOCCO–:

Zulemita Menem: “Es un momento duro para la familia y quiero agradecerles el apoyo. Está muy afectado (Carlos Menem). La verdad es que no tuvimos noticias certeras hasta hoy. Nos enteramos a la par de ustedes. Ha esperar que todo salga bien.

“Estamos haciendo todos los trámites hoy, de urgencia, con permisos. Calculamos que mañana por la mañana (hoy) estamos saliendo para Chile.

“Estamos muy triste, estamos todos muy dolidos, pero con fe.

“(Los nietos) Vinieron a acompañar al abuelo. La verdad, papá está… (se quiebra). Él está apoyado por toda la familia. Máximo es parte de nuestra familia.

“Es mi hermano… Son pruebas que uno pasa por la vida y que… Nada, sinceramente hay que tener mucha fe y que todo va a salir bien. Somos muy creyentes, gracias a Dios, y eso nos da mucha fuerza.

“Cecilia, cuando habló con papá, le dijo que (Máximo) estaba esperando tranquilo la operación. No hablé con ella. La llamé ayer, no me pude comunicar en todo el día. Papá ayer también trató de comunicarse. Finalmente hoy (ayer) pudimos hablar.

“También me preocupa su salud y es fuerte (se quiebra). Ojalá que, sobre todo por Máximo, que todo esto pase. Y también por la mamá porque, nada, yo soy la hermana, pero la madre es la madre.

“A veces exageran las cosas. Creo que todas las familias podemos tener problemas, como las tienen todas, diferencias, como las tenemos todos, hasta que son familias ensambladas y se acomodan las cosas y se entiende todo.

“Esta es una familia muy expuesta, y es un problema mínimo, sea muy grande, pero realmente tenemos los problemas que tiene todas las familias y tener el amor que tienen todas las familias”.