Un día antes de que venciera el plazo final para ingresar el proyecto de ley de Presupuesto 2021, el Presidente Sebastián Piñera entregó en cadena nacional los ejes que tendrá el erario fiscal el próximo año.

En lo sustancial, se anticipó que el gasto total será de US$ 73.234 millones, lo que significa un incremento de 9,5% real del gasto del Gobierno Central Consolidado con respecto a la ley de presupuestos 2020 ajustada. Además, incorpora un aumento de 14,9% en la inversión pública y mantiene el impulso fiscal que el gasto público ha tenido este año.

De esta manera el déficit fiscal efectivo pasa de 9,6% a 4,3% del PIB, mientras que el déficit estructural sube de 3,5% a 4,7% del PIB, siendo el mayor desde que se creó la regla fiscal. Esto significará una deuda pública bruta que crecerá hasta alcanzar el 36,4% del PIB al término del 2021.

El presupuesto de este año incluye recursos de un Fondo de Emergencia Transitorio, los cuales alcanzan los US$5.226 millones, que se encuentran distribuidos en los ministerios y servicios públicos. “Este déficit estructural, que fue diseñado para un periodo de emergencia, debe iniciar una trayectoria descendente y converger a niveles de equilibrio. Y, por su parte, la deuda pública debe también tender a estabilizarse como porcentaje de nuestro PIB, de acuerdo con la planificación”, afirmó el mandatario, es decir, estabilizarse en torno al 45% del PIB hacia 2024 y luego comenzar a reducirse.

Ejes

Piñera destacó que “el Presupuesto 2021 será del empleo y la recuperación para poder atender las principales necesidades de los chilenos, reactivar la economía y poner en plena marcha a nuestro país”.

En ese sentido, el Presidente enumeró los énfasis del este erario fiscal. El primero de ellos es el recuperar los empleos y los ingresos “que hemos perdido, y para lograrlo impulsamos la Ley de Protección del Trabajo y hace unos días pusimos en marcha un Programa de Incentivos y Subsidios a la Creación y Recuperación de Empleos, cuya meta es crear o recuperar 1 millón de empleos y que contempla recursos por US$2 mil millones”.

En el detalle de este eje, se consideran recursos en el Ministerio de Desarrollo Social ($313.202 millones), el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones ($83.852 millones) y el Ministerio del Trabajo ($1.860.958 millones), totalizando recursos por más de $2.258.180 millones, lo que equivale a un incremento de 416,4% respecto a la Ley de Presupuestos 2020 Ajustada. Se destaca el crecimiento de 1.202% en programas de empleo, los que incluyen $1.686.855 millones que corresponden al subsidio al Empleo “Contrata y Retorna”, financiado por el Fondo de Emergencia Transitorio.

Otro énfasis estará en la protección de la salud, por eso afirma que se destinaran recursos adicionales “para seguir combatiendo la pandemia del coronavirus y para adquirir, en forma oportuna, las vacunas seguras y eficaces para proteger a nuestros compatriotas del Covid-19”. De hecho, se considera un fondo que alcanza a US$ 200 millones. Piñera mencionó además que se fortalecerá la Atención de Salud Primaria.

También el proyecto incrementa los recursos en un 36% para fortalecer la protección y reparación integral de las mujeres que sufren violencia, para financiar 109 Centros de la Mujer y 43 Casas de Acogida, para financiar los programas para crear empleos y fomentar el emprendimiento de mujeres a través del Subsidio Especial para el Empleo Femenino y del Programa Capital Abeja, destacó el mandatario.

Reactivación

Entre los ministerios que más crecerán se ubica Obras Públicas con un alza de 33,35% ($3.424.216 millones) favorecido principalmente porque la mayor parte del Fondo Covid-19 se destinará a esta cartera para la reactivación. Mientras que Vivienda sube 19,4% ($2.439.805 millones) Trabajo, en tanto sube 24,58% ($9.974.479 millones).

El Presupuesto 2021 también incorpora un impulso y ayuda a las pymes, a través de “un Fondo Especial para las Pymes y el Turismo por un monto de US$120 millones, que nos va a permitir fortalecer los subsidios, las capacitaciones, el acceso al crédito y al capital de trabajo de las Pymes y, también, impulsar su digitalización y tecnología y los accesos a los mercados de las Pymes en nuestro país”.

Base Cero

El mandatario también se refirió al plan iniciado a principios de año, que buscaba que este presupuesto fuera “base cero”, para que los ministerios encontraran la forma de funcionar con el menor gasto posible. En ese punto, Piñera dijo que “este año iniciamos un riguroso examen de los 700 programas que tiene el gobierno y de todas las partidas del gasto público, buscando y logrando reducir gastos que eran evitables como viáticos, viajes, automóviles, despilfarros y consumos innecesarios”. También mencionó que esto se hacía “para eliminar o mejorar programas que no estaban dando resultados, evitar duplicidades o contraposiciones entre organismos públicos que hacen lo mismo; y, para hacer más eficiente, austero y transparente el gasto público que todos los chilenos financiamos con nuestros impuestos”. Piñera enfatizó que “nunca debemos olvidar que el Estado debe estar al servicio de la gente y no de sus propios intereses”.

/psg