Lilian Tintori se convirtió en una de las caras visibles para exigir la libertad de los presos políticos en Venezuela. Hace cuatro años y ocho meses, su esposo, el dirigente opositor Leopoldo López fue detenido acusado de instigar las manifestaciones ocurridas en ese país durante el año 2014. Él fue enviado a una cárcel militar y condenado a casi 14 años de prisión, sentencia que ahora cumple bajo arresto domiciliario. Mientras ella ha recorrido Europa y América buscando apoyos internacionales a su causa.

Hace seis semanas se hizo público su nuevo objetivo: la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. Defensores de DD.HH., familiares de presos políticos, parlamentarios y representantes de organizaciones no gubernamentales han asistido periódicamente a la sede del Programa de las Naciones Unidad para el Desarrollo (PNUD) en Caracas para exigir la visita de Bachelet y que constate, de primera mano, no solo la situación de los presos políticos, sino la crisis humanitaria que atraviesan los ciudadanos de ese país.

Las manifestaciones frente al PNUD empezaron el 11 de septiembre; el 7 de noviembre sesionó frente al organismo la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional -equivalente al Congreso Chileno- y acordaron levantar un acta con los testimonios de las víctimas y exigiendo la presencia de la ex Presidenta en Venezuela. Y el martes 13, “los médicos le pidieron a su colega Bachelet, ver en persona las condiciones en las que se encuentran los hospitales y pacientes en Venezuela”.

Video insertado

Lilian Tintori

@liliantintori

Los médicos le piden a su colega @mbachelet, Alta Comisionada de la @ONU_es para los , que vea en persona las condiciones en las que se encuentran los hospitales y pacientes en Venezuela.

174 personas están hablando de esto

Tintori, quien ha promovido cada de una estas manifestaciones, explica sus motivos a El Líbero: “Todo lo que está pasando en Venezuela es un horror. Estamos viviendo según especialistas, médicos, y ONG de temas de salud, la peor crisis de nuestra historia. A todos los venezolanos hoy le violan sus derechos fundamentales. Hay mucha inseguridad, matan a las personas, no hay garantía de la vida, el derecho a la alimentación es vulnerado por la crisis económica y la hiperinflación, el sueldo básico no alcanza para hacer las compras del mercado. Madres y abuelas dejan de comer para darle comida a sus hijos. Los hospitales están en el piso, no hay insumos médicos, no hay medicamentos”.

-¿Qué balance realiza de las seis veces que han ido a la sede de la ONU en Caracas?

-Llevamos seis semanas seguidas yendo a la ONU, al PNUD, a preguntar cuándo viene la alta comisionada, Michelle Bachelet. El 27 de septiembre se aprobó una resolución en el Consejo de Derechos Humanos que indica que ella, con su equipo técnico, tiene que venir a Venezuela a hacer una investigación y un informe de cuál es la situación real con respecto a los Derechos Humanos. Yo soy activista de DD.HH., pero soy víctima también. Mi esposo Leopoldo López está preso. Hay 402 presos políticos en Venezuela. Lo que nos llama a ir a la ONU todas las semanas no es solamente porque a los presos no se les garantiza la vida -que pueden amanecer lamentablemente muertos, como pasó con Fernando Albán, Carlos García o Rodolfo González-, sino la crisis que hay. Esto lo denunciamos desde hace cuatro años. Hicimos un trabajo muy fuerte, pidiendo que se abriera un canal humanitario y lamentablemente el régimen de Nicolás Maduro no lo permitió. Así se hubiesen podido evitar muchísimas muertes, muchísimas enfermedades, muchísimo éxodo. Cuando los países caen en crisis humanitarias y en violaciones sistemáticas a los DD.HH. como esta, para eso existen las instancias internacionales, en este caso, la ONU.

-¿Qué expectativas tienen con respecto a lo que Bachelet pueda lograr?

-Yo le tengo mucha fe a las Naciones Unidas. Siento que cuando los temas llegan allí, las Naciones Unidas hace el trabajo que tienen que hacer, pero realmente estamos muy preocupados porque pasan las semanas y no tenemos respuesta de la Oficina del PNUD en Caracas, ni ha habido respuesta concreta de la ONU. Sentimos que, de algún modo, todo entra en la lógica de la dictadura. Suponemos que no nos dan respuesta porque tienen miedo a represalias del Gobierno. Creo que la responsabilidad recae directamente en la Alta Comisionada, en este caso Michelle Bachelet. Ella debe hacer cumplir esa resolución, ella debe presionar para que le den una fecha y pueda entrar a Venezuela y hacer el trabajo que tiene que hacer.Aquí estamos hablando de cifras de guerra. Estamos hablando de cifras que se van de las manos y no hay respuesta.

-El 23 de octubre les dijeron que ya estaban preparando la visita de la Alta Comisionada…

-Sí, que estaban en preparativos. Esa fue la información que nos dieron, pero cuando estuvimos de nuevo… Por eso es tan importante ir constantemente. Yo no voy a dejar de ir a la ONU mientras que en mi país la gente siga sufriendo por falta de medicamentos o de insumos, de seguridad o de comida. Es indignante. Por eso es tan importante protestar pacíficamente, estar en los lugares, exigir, dar la cara, mirar a la gente de la oficina a los ojos, quienes ni siquiera nos han atendido arriba –los manifestantes deben permanecer en la calle y es allí donde reciben su petitorio–. Tenemos seis documentos sellados y firmados por ellos como recibidos. Allí se les narra qué está pasando en Venezuela. La última vez fuimos con médicos especialistas. Aquí se están suicidando médicos porque no pueden curar a la gente.Se suicidan porque caen en depresión al no poder salvar vidas. Este es un problema grande, preocupante, y nosotros como venezolanos no vamos a dejar de exigir que la Alta Comisionada venga a Venezuela.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter

Lilian Tintori

@liliantintori

En la sede de la @ONU_es en Venezuela nos informaron que están en los preparativos para que @mbachelet constate en persona las violaciones a los y la crisis que vivimos. Seguimos denunciando y exigiendo de los presos políticos.

257 personas están hablando de esto

“Si Bachelet alguna vez se tardó en entender qué estaba pasando en Venezuela, sé que ella hoy sabe que vivimos una dictadura”

En abril de 2015, Tintori junto a Mitzi Capriles esposa de Antonio Ledezma –dirigente opositor que en ese momento también estaba preso y quien logró escapar de Venezuela en noviembre de 2017– visitaron Chile. En esa oportunidad se reunieron con Eduardo Frei, Ricardo Lagos y con Sebastián Piñera, que en ese momento era ex Presidente. Los tres les brindaron su apoyo y Lagos, incluso, dijo que había que “levantar la voz” ante las violaciones a los Derechos Humanos en Venezuela. No obstante, la presidenta Bachelet no las recibió. En su lugar conversaron con el entonces canciller, Heraldo Muñoz.

-Usted visitó Chile en una oportunidad con la intención de reunirse con Bachelet cuando era Presidenta, pero en la ocasión, el equipo de dijo que tenía problemas de agenda.

-Yo fui varias veces a Chile, cuando Leopoldo estaba en una cárcel militar donde recibió torturas, tratos crueles e inhumanos. En Venezuela estamos en una dictadura donde el Ejecutivo controla todas las entidades y las instituciones, así que fui en búsqueda de apoyo de otros países. Fui a Chile y lamentablemente, en su momento, no nos recibieron. Sí lo hicieron el año pasado. En septiembre de 2017 la Presidenta Bachelet me dio una reunión, pero en mi país no me dejaron salir en el aeropuerto y me quitaron mi pasaporte. Ellos evitaron que yo me reuniera con ella, pero sí pudo viajar la mamá de Leopoldo quien se reunió con la Presidenta Bachelet. También fue Freddy Guevara, hoy perseguido y asilado en la embajada de Chile en Caracas. La señora Bachelet sabe quiénes somos nosotros, sabe de nuestra lucha. Tengo esperanzas, mucha fe, y lo digo con toda responsabilidad: la Alta Comisionada debe hacer lo que debe hacer como Alta Comisionada y, si como Jefa de Estado se tardó en entender qué estaba pasando en Venezuela, sé que ella hoy, como Alta Comisionada, sabe perfectamente que estamos viviendo una dictaduraque tortura, que viola los DD.HH. Es su momento de actuar, es el momento de reaccionar, de hacer el trabajo.

-¿Es posible que ustedes visiten la oficina de la ex Presidenta en Ginebra para llevar esta exigencia?

-Sí. Por supuesto que sí. Nuestros equipos a nivel internacional están al tanto de lo que hemos venido haciendo en el PNUD y ya están organizando protestas y exigencias. Lo que buscamos es que realmente se solucione el tema humanitario en nuestro país, que haya un cambio definitivo en Venezuela. Sabemos que con este gobierno no vamos a lograr nada.

-En la reunión que tuvieron la semana pasada frente al PNUD hablaban de la urgencia, de que Venezuela no puede esperar hasta junio, cuando se cumple el plazo que le dio el Consejo de DD.HH. a la Alta Comisionada.

-Esos informes, por lo que hemos visto en otras oportunidades, toman tiempo. Por eso nuestra exigencia y nuestra urgencia. Entre más rápido vengan, más rápido vamos a poder lograr una solución y un resultado. Una voz como la de la Alta Comisionada en DD.HH. que haga un estado de lo que pasa. Todos lo sabemos, pero en voz de la Alta Comisionada de DD.HH. ese informe será válido frente a todos los países de las Naciones Unidas.

Video insertado

Lilian Tintori

@liliantintori

Es un compromiso internacional, moral y ético que @mbachelet visite a Venezuela y escuche a los familiares de los presos políticos y a cada persona que sufre por la falta de comida y medicinas.

-Si se concreta la visita a Venezuela, ¿cómo garantizar que no sea tutelada por el gobierno de Maduro, dado que es él quien le abre las puertas del país?

-Precisamente por eso nosotros estamos exigiendo en el PNUD y en la ONU la fecha de cuándo va a ser esa visita, de cuándo va a ser ese informe, de cuándo ella va a venir con su equipo técnico. Ella tiene que ver la salud real del país.  Queremos que se encuentre con las ONG que han trabajado por años el tema de salud, que se encuentre con las personas que tienen una enfermedad importante que no pueden ser operados porque no tienen medicamentos y, por supuesto, que tenga una audiencia con los familiares de los presos políticos, para que nosotros le contemos cómo han tratado a nuestros presos políticos en los últimos años, y como han asesinado a presos políticos.

-Un tema que el gobierno de Sebastián Piñera contribuyó a impulsar tiene que ver con la investigación solicitada ante la Corte Penal Internacional. ¿Tiene noticias de cómo ha avanzado ese proceso?

-Son procesos largos. Hay que tener muchísima paciencia. Cuando Leopoldo, mi esposo, se enfrentó ante la justicia y denunció a Nicolás Maduro y a esta dictadura a nosotros nos tocó llevar la información de lo que estaba pasando en Venezuela por el mundo entero, porque la gente no tenía información de lo que realmente pasaba aquí. Puedo decir que es lento, que hay que tener paciencia, ser constantes. Allí están los testimonios, las investigaciones y está todo documentado. Hay que tener consistencia, resistencia, mucha fe, para lograr justicia, ante tantos crímenes de lesa humanidad, ante tantas violaciones a los DD.HH. que han ocurrido en el país.

/Entrevista de Emily Avendaño para El Líbero