La galaxia más luminosa jamás descubierta canibaliza no una ni dos, sino al menos tres de sus vecinas más pequeñas, según revela una nueva investigación publicada en la revista Science.

El trabajo muestra que el gas y polvo cósmico que la galaxia de nombre W2246-0526 está robando a sus vecinas probablemente contribuye a su destacado brillo, publica también el sitio web de la NASA.

Los científicos señalaron que sabían de la existencia de las tres galaxias que acompañaban a W2246-0526, pero solamente ahora han podido confirmar la “interacción” entre el ‘cuarteto’. Les ayudó a descubrirlo su observación con el equipo del observatorio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA, por sus siglas en inglés), ubicado en Chile.

“No estábamos buscando un comportamiento caníbal y no lo esperábamos, pero esta inmersión profunda con ayuda del observatorio ALMA lo deja muy claro”, comentó el autor principal del estudio, Tanio Díaz-Santos, de la Universidad Diego Portales en Santiago (Chile).

La galaxia W2246-0526, descubierta en el año 2015, irradia una luminosidad 350 billones de veces superior a la del Sol. Su ‘corazón’ es un agujero negro supermasivo que es 4.000 millones de veces más grande que nuestra estrella. Los astrónomos estiman que seguirá ‘comiéndose’ a sus vecinos durante al menos varios centenares de millones de años más.

/psg