El Vicepresidente, acompañado del ministro (S) de interior, Rodrigo Ubilla, y del general Director de Carabineros Hermes Soto, ofreció nuevos detalles de las investigaciones que se llevan a cabo debido a la muerte del comunero mapuche, Camilo Catrillanca, ocurrida el pasado miércoles. Chadwick informó que se pudo comprobar que los carabineros que participaron del operativo sí portaban cámaras, por lo tanto sí había quedado registro del suceso; pero uno de los miembros de la patrulla del GOPE llegó originalmente al lugar de los hechos destruyó la tarjeta de memoria que guardaba tales imágenes.

“Se ha podido comprobar que uno de los miembros de la patrulla del GOPE que acudió y llegó originalmente al lugar de los hechos donde se produce la muerte del joven Catrillanca, que inicialmente había señalado que no tenía ni contaba con una cámara de vigilancia, sí la tenía. Sí tenía una cámara de vigilancia como correspondía al cumplimiento de su deber y que esa cámara de vigilancia, que se negó en su momento, sí existía y más grave aún que la tarjeta de memoria de esa cámara la destruyó”, dijo.

Agregó, que debido a su responsabilidad de mando, presentaron su renuncia el general Mauro Victoriano, Jefe de orden y seguridad de La Araucanía, y el coronel Iván Conteras Figueroa, prefecto de las Fuerzas Espaciales de La Araucanía. Además, están en proceso para ser dados de baja los cuatro integrantes del equipo GOPE que llegó inicialmente al lugar de los hechos “por no haber dicho la verdad acerca de las cámaras de vigilancia”.

“Eso es inaceptable. Eso no lo vamos a tolerar. No vamos a tolerar ninguna acción que signifique trasgredir la ley, la norma constitucional, los protocolos de acción de Carabineros. No lo hemos tolerado en todo nuestro gobierno y hemos actuado en consecuencia con ello desde el primer día”, aseguró el vicepresidente.

Los hechos le fueron reportados por el director de Carabineros, quien ayer a las 18 horas le solicitó una reunión extraordinaria para ponerlo al tanto de sus indagaciones.

Chadwick comenzó su alocución diciendo: “Queremos informar al país de una situación que nos parece grave y que requiere ser conocida oportunamente”. Agregó que así como “el gobierno ha comprometido todo su trabajo para respaldar el deber que tiene Carabineros de dar seguridad a nuestra población y acudir prontamente cuando ocurra un delito” son igual de categóricos “en exigir a Carabineros que todas sus actuaciones sean de acuerdo a la ley y dentro de un Estado de Derecho”.

Informó también que el fiscal regional Cristián Paredes fue informado de forma inmediata de los hechos y se le envió la documentación formal que da cuenta de los antecedentes y hechos.

Ratificó que no habrá “ninguna tolerancia a la ilegalidad y a acciones reñidas con la ley, las ordenanzas y la ética institucional”.

“Nos molesta y nos irrita que por la responsabilidad de unos pocos, de una persona que no cumple con su deber, que no utiliza los esfuerzos que hacemos para que se cuenten con todos los elementos, es realmente irritante, que por la responsabilidad de uno que no sabe cumplir profesionalmente con sus actuaciones y no responde al espíritu y a las órdenes de carabineros, tengamos que hoy estar tomando estas medidas. Pero las vamos a tomar siempre, que sea uno o dos, pero vamos a cambiar esa actitud”, dijo.