El fiscal de La Araucanía, Roberto Garrido Bedwell, será el encargado de investigar en qué circunstancias se produjo la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

Las primeras versiones de Carabineros señalaron que Catrillanca habría participado en el robo de tres vehículos desde un colegio en la localidad de Pidima. Sin embargo, esta versión -que fue apoyada en un primer momento por el Intendente Luis Mayol- luego fue desmentida por versiones que aseguran que el joven de 24 años recibió un disparo en la cabeza por parte de efectivos del Comando Jungla de la policía uniformada.

Garrido Bedwell, de 42 años, también participa en la investigación del caso de Alex Lemún, fallecido en 2002 por un disparo en la cabeza, y el ataque por la espalda con perdigones que sufrió en 2016 Brandon Hernández Huentecol.

Asimismo, lideró las investigaciones de la “Operación Huracán”, en las que tomó la primera declaración a Álex Smith y participó en el allanamiento a las oficinas de la ex Unidad de Inteligencia Operativa Especializada (UIOE) de Carabineros.

El fiscal es egresado de la Universidad de Concepción y llegó al Ministerio Público en 2002, donde ocupó el cargo de jefe en las fiscalías de Purén y Loncoche. En 2006 arribó a Temuco y desde el año pasado se desempeña como jefe de la Unidad de Derechos Humanos, creada para abordar los hechos que involucren a uniformados en la zona.

Según publica Emol, el abogado es conocido por su “buen trato” con funcionarios, policías e intervinientes. Dicen también que es “creíble, muy profesional y con buenos resultados” en las causas que ha dirigido, donde se incluyen delitos sexuales, económicos y violentos. Además, se desempeña como vocero de la fiscalía local.