El proyecto de la reforma previsional enviado al congreso, ya se encuentra en proceso para ser analizado y estudiado por los diputados y senadores. Es claro que no será algo fácil ni mucho menos libre de dificultades ni discusiones intensas.

Uno de los ejes a consensuar, es quien se hará cargo de administrar ese 4% adicional, que será aportado gradualmente por el empleador, sin costo, para el trabajador cotizante. Sin embargo, este punto es algo importante ya que, siempre he dicho que el tema pensiones es netamente político, el saber qué entidad lo administrará es una decisión claramente política y se le dará más importancia a ello que si analizamos el objetivo de esta reforma previsional, que debe ser el mejorar las pensiones de todos los chilenos.

Dicho lo anterior, independientemente de la o las entidades que sean, ésta no lo hará gratis, tampoco significará que su pensión aumentará, porque no se sabe si tendrá mejor rentabilidad que las mismas AFPs, además hay que considerar, que habrá otra nueva comisión, y éstas no implementan los fondos previsionales, será un pago por la administración de ese 4% adicional.

Algunos sectores están solicitando al ejecutivo, separar en dos el proyecto enviado, y eso es otro indicador potente, que sólo quieren aprobar el beneficio del pilar solidario, porque se vería muy mal el negar ese proyecto de ayudar y beneficiar a los pensionados más vulnerables que tanto dicen proteger con palabras y no en los hechos. Oponerse sería considerado un desprecio y repasar con la retroexcavadora a más de 1 millón de personas que son mayores de 65 años que no han tenido oportunidades en la vida y su único ingreso es la Pensión Básica Solidaria que les otorga el Estado.

También en el proyecto previsional, sugieren proteger a la clase media, a quienes han cotizado por años y ven que sus pensiones siguen siendo miserables y no se les puede discriminar porque también merecen ser considerados, por las bajas pensiones que se obtienen y por lo mismo, tienen prioridades en una reforma previsional tan anhelada por todos y que sólo la votan unos pocos, que no viven la realidad porque se sienten sobrevalorados, con egos en las nubes y sueldos más altos de toda la región.

Por otra parte, los proyectos que envían los gobiernos, no se hacen para dejar contentos sólo a las personas que votaron por ellos, sino siempre están enfocados en procurar el bienestar para todos los ciudadanos y no se gobierna sólo para unos pocos. Por lo mismo, es importante tener una discusión con generosidad, con altura de miras, con consensos y acuerdos pensando en las personas que piden una solución en un tema preponderante y que debe ser abordado por todos y especialmente por quienes nos pidieron su voto y decidieron representarnos para que tuviéramos un mejor presente y un mejor futuro.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com