Jair Bolsonaro afirmó este domingo que Brasil no puede permitir que los 8.332 médicos cubanos que trabajan en las ciudades más remotas y pobres del país permanezcan en condiciones análogas a la esclavitud ni puede seguir sustentando la “dictadura cubana”.

El presidente electo volvió a criticar las condiciones en que trabajan los médicos cubanos en Brasil por ser obligados a dejar sus familias en Cuba y tan sólo recibir el 30% de sus salarios, ya que el restante el gobierno brasileño se lo transfiere directamente al cubano.

El líder del Partido Social Liberal (PSL) agregó que no entiende cómo una médica cubana es obligada a abandonar a sus hijos en Cuba cuando viene a trabajar en Brasil y tan sólo le permiten ir a visitarlos esporádicamente.

“Tampoco es justo confiscar el 70% del salario de una persona. No podemos ser conniventes con trabajo análogo a la esclavitud. Se trata de un asunto humanitario”, agregó.

Bolsonaro aseguró que no puede anunciar una solución para la crisis que será provocada por la salida de los médicos cubanos en las regiones más pobres debido a que todavía no es presidente.

“El 1 de enero (cuando asume su mandato) presentaremos nuestra solución, pero creo que el Gobierno de (el presidente Michel) Temer ya está trabajando en eso”, afirmó.

“Si le damos un tratamiento adecuado creo que será resuelto”, agregó al ser interrogado sobre si Brasil tendría capacidad para sustituir a los médicos cubanos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de las Secretarías Municipales de Salud (Conasems), al menos 611 ciudades brasileñas pueden quedarse sin médicos a partir del próximo año tras la salida de los médicos cubanos.

Según la Conasems, los cubanos fueron los únicos que aceptaron ir a las ciudades más remotas, aisladas o pobres del país, ya que los brasileños prefieren buscar trabajo en las grandes urbes.

Cubanas del Programa Más Médicos en Brasil (Foto: Martí Noticias)

Cubanas del Programa Más Médicos en Brasil (Foto: Martí Noticias)

El Ministerio de Salud de Brasil anunció que lanzará este mismo mes un concurso para contratar médicos brasileños y de otros países que puedan sustituir a los cubanos pero las autoridades municipales consideran difícil que el Gobierno consiga a profesionales dispuestos a ir a las ciudades más aisladas.

De acuerdo con los cálculos de Conasems, los cubanos representan más de la mitad de los profesionales contratados por el programa “Más Médicos”, que le permitió acceso a la salud a unos 29 millones de brasileños.

La posibilidad de que millones de brasileños se queden sin asistencia médica llevó a la Defensoría Pública a presentar el viernes un recurso ante la Justicia Federal para obligar al Gobierno a mantener las actuales reglas del “Más Médicos”.

Igualmente llevó a un conocido abogado a presentar un recurso ante la Corte Suprema para que se le garantice el asilo o la visa permanente a los cubanos que quieran permanecer en Brasil.

Con información de EFE