Rosario Central eliminó a Temperley en la definición por penales, luego de empatar 1-1, y jugará una nueva final de la Copa Argentina. El Canalla sufrió, pero terminó sonriendo. Ahora espera por el ganador en el duelo entre River y Gimnasia de La Plata.

En los primeros 20 minutos el partido fue completamente desprolijo y trabado, con el Canalla buscando manejar la pelota e intentando a través de la pelota parada dañar al arquero Matías Castro, pero sin poder generar peligro concreto.

Maximiliano Lovera con un muy buen remate tuvo la más clarar de la primera mitad para Central, mientras que Jeremías Ledesma fue el encargado de mantener en cero el arco auriazul, con dos extraordinarias intervenciones generadas por un Temperley que se fue despertando, principalmente un tiro libre que tapó contra su palo izquierdo.

La primera emoción de la tarde llegó a instantes del inicio del segundo tiempo, cuando Fernando Zampedri de cabeza y tras la gran asistencia de Diego Becker, convirtió el 1-0 para el conjunto rosarino.

Video insertado

TyC Sports

 

Cuando parecía que el Canalla era indiscutible ganador ante un Temperley que no generó peligro alguno en el complemento, en tiempo de descuento el Gasolero llegó a la igualdad con el tanto de Manzur. A penales.

En la definición desde los doce pasos, Rosario Central se impuso 4-2 (falló Matías Caruzzo) y jugará su cuarta final en la Copa Argentina, esperando ahora por el vencedor de la otra semifinal entre River y Gimnasia de La Plata el próximo 28 de noviembre.

Video insertado

TyC Sports

@TyCSports