“Yo creo que sería bueno que redactemos una nueva Constitución. Creo que hay que limpiar el camino, hay que despejar, hay que sacar fantasmas. Para un gran sector es muy importante y no hay que menospreciarlo, y creo que hay que abordarlo en algún momento, no es bueno quedarnos con cosas pendientes”.

Esta fue parte de la reflexión que realizó Cecilia Bolocco en un contacto con el espacio Siempre Mamá, que María Luisa Godoy emite en vivo a través del instagram @marygodoyibanez

La ex Miss Universo se refirió al cáncer cerebral que sufrió su hijo Máximo y al intenso trabajo que realiza desde entonces en pro de ayudar a las personas que padecen esta enfermedad, especialmente niños.

Godoy también le preguntó por la situación social del país. Esta fue parte de la conversación con la diseñadora de vestuario y comunicadora:

María Luisa Godoy: “¿Crees que como sociedad vamos a seguir siendo la misma o vamos a tener cambios importantes después de todo lo que ha pasado?”

Cecilia Bolocco: “No lo sé. Yo espero que sí. Yo espero que todo esto que está pasando, que en Chile además nos hemos remecido desde octubre, todo esto nos haga recapacitar y nos haga emprender un nuevo rumbo.

“Ojalá que todo este dolor, destrucción, todo esto que se generó, las pérdidas de trabajo, el hambre que hay hoy día, todo esto que está sucediendo con nuestra sociedad, ojalá no sea en vano. Pero sí hay muchas veces en que las cosas son en vano, desgraciadamente.

“Yo amo mi país, siento que Chile es una país tan solidario, es un país realmente maravilloso. Mira lo que ha hecho con la Teletón, que en medio de la pandemia se hizo la campaña y se recaudaron 45 millones de dólares. Terminé esa jornada con una esperanza, con mi corazón lleno de alegría, tan emocionada, porque vi un país que a pesar de todo no había perdido esa alma generosa y solidaria.

“Ojalá esto mismo que somos capaces de ver en el ámbito de la solidaridad lo viéramos en el ámbito de la aceptación. Nuestra sociedad está muy dividida, está dividida entre los de derecha e izquierda, los de las Plaza Dignidad para arriba y los de la Plaza Dignidad para abajo, por las clases sociales. Hay tantas divisiones.

“Y divisiones no porque seamos distintos o porque tengamos distintas condiciones, sino porque no nos aceptamos, no nos respetamos. Está muy bien tener opiniones distintas, ¿cuál es el problema? ¿Por qué no podemos entablar diálogos constructivos? ¿Por qué para hacer valer tu opinión hay que destrozar al que piensa distinto? ¿Por qué para obtener algo tienes que destruir lo poco que tienes?

“A mí me duele ver la destrucción. La entiendo, porque cuando una alma ya está tan golpeada, hay dos caminos: o se rebela con lo poco que le queda, porque ya su angustia es tan grande; u ocupa un camino alternativo de construcción, que es mucho más lento, más complejo. Pero son solo esos dos únicos caminos y entiendo que para muchos solo existe uno.

“Pero yo quisiera pensar que nuestro país en algún momento va a dejar esas divisiones, que en algún momento se va a unir de verdad para salir adelante como nación. Independiente de que tengamos distintas posturas, podemos siempre encontrar un camino medio para avanzar.

“Hacer que el ámbito público con el privado se unan no es fácil ni sencillo. Se hizo el experimento ya en el Ministerio de Salud, unir a los hospitales públicos con los privados y ha sido maravilloso. Nunca nos faltó una cama, estuvo apunto de colapsar pero no hubo que elegir entre una persona u otra para que fuera tratado. Todos fueron tratados y eso se debió a esa fusión.

“Si lográramos unirnos en esto de entender que hay distintas posturas y que podemos tener distintas maneras de pensar, pero que también haya una mirada generosa de decir ‘ok, esta es mi postura’, aunque yo estoy convencida de que esto es así, acepto al que piensa distinto. No voy a tratar de cambiarlo.

“Argumentaré, pero no puedo agredir al otro o no puedo menospreciarlo. No puedo quitarlo del entorno, porque todos somos Chile. Todos, junto a los haitianos, junto a los colombianos, venezolanos, junto a todos aquellos inmigrantes, junto a todos, chilenos y no chilenos que vivimos en este país. Estamos aquí y tenemos que sacar adelante a nuestro país, pero todos juntos”

Godoy: “Toda la razón. Y en ese sentido lo más probable es que en el plebiscito gane el Sí y haya nueva Constitución. ¿Hay algo particularmente para ti que tenga que estar en esa nueva constitución?”

Bolocco: “Sí. Y yo creo que sería bueno que redactemos una nueva constitución. Creo que hay que limpiar el camino, hay que despejar, hay que sacar fantasmas. Para un gran sector es muy importante y no hay que menospreciarlo, y creo que hay que abordarlo en algún momento, no es bueno quedarnos con cosas pendientes.

“Tenemos que limpiar y preparar ese terreno, ararlo, sacar toda la maleza que haya, toda, toda, y luego plantar, y ojalá plantar la mejor semilla. Para plantar la mejor semilla hay que saber elegir. Para poder elegir la mejor semilla hay que tener concenso. Porque esta tiene que ser una Constitución para todos, pero tiene que ser una Constitución también que nos lleve a crecer como nación.

“La verdad es que yo soy tan poco experta en el tema, no tengo ni idea. Para serte súper honesta no me he leído la Constitución”.