¿Quién no ha minimizado algún dolor o síntoma sólo por el hecho de no dejar de trabajar, o no preocupar al entorno? Existen algunos síntomas de enfermedades que jamás debemos ignorar. En ningún caso se debe recurrir a la automedicación y, sí, consultar con el médico.

Los síntomas son manifestaciones patológicas subjetivas que sufren las personas enfermas; un síntoma sólo es percibido por la persona que lo padece.

A diferencia del síntoma, el signo es una manifestación objetiva, por ejemplo la fiebre o la hinchazón en alguna parte del cuerpo. De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en algunas ocasiones todo ser humano ha sentido dolor, desde el más leve como un dolor de cabeza, un raspón o hasta el dolor intenso como una fractura ósea, cita el portal especializado SuMedico.com.

Sin embargo, cualquier dolencia o malestar se trata de un síntoma de alarma. En ese sentido a veces puede ser complicado averiguar se realmente es necesario visitar al médico.

Principales síntomas que no debemos ignorar porque con el paso del tiempo, las consecuencias pueden ser mortales:

1. Pérdida de peso no intencional. La pérdida de peso inesperada o no planificada puede ser síntoma de algún padecimiento, sobre todo cuando las personas se encuentran en la etapa de vejez. Las enfermedades que pueden asociarse con pérdida de peso inesperada y considerable, son: enfermedad de la tiroides, enfermedad celiaca, hepatitis C y VIH.

2. Lunares o pecas que cambian de color. Jamás se debe ignorar un lunar que cambia de color, tamaño o forma. La sugerencia es que cada año se acuda a consulta con un dermatólogo ya que este tipo de lunares pueden estar relacionados con cáncer de piel. El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común.

3. Sueño excesivo. Dormir más de 9 horas diarias al día puede ser un síntoma de inflamación crónica, depresión o esclerosis múltiple. El sueño excesivo se trataría de narcolepsia.

4. Tos frecuente. La tos persistente con una duración mayor a 2 meses debe ser tratada por un especialista; puede tratarse de asma o enfermedad de reflujo ácido.

5. Dolor abdominal. Cuando se trata de un dolor abdominal en la zona inferior derecha puede considerarse un problema común, sin embargo, cuando tiene una duración mayor a 2 días y aumenta en intensidad se deberá acudir de inmediato al médico. Este dolor se relaciona con padecimientos como la apendicitis que requiere de cirugía de emergencia.

6. Dolor crónico. Se considera como dolor crónico al dolor diario que tiene una duración mayor a 12 semanas. Este dolor no debe confundirse con una consecuencia de envejecimiento y siempre deberá determinarse la causa para resolverlo de inmediato.

Estos síntomas son delicados y ameritan una consulta urgente al médico. Sin vueltas.

/psg