La Selección Nacional juega anoche ante Honduras en Temuco, en un amistoso que marcará el final de un irregular 2018 para la escuadra chilena.

El partido, sin embargo, tomó otra connotación, sobre todo después de la muerte de Camilo Catrillanca, que murió en la Araucanía en un enfrentamiento con Carabineros que sigue siendo investigado.

Pese a la negativa inicial de la propia ANFP, los jugadores de la Roja rindieron homenaje a la memoria del comunero fallecido y, antes del compromiso, se reunieron en el centro de la cancha junto al equipo hondureño, donde hicieron una reflexión.

Además, Jean Beausejour, por su parte, rindió tributo de una manera tan sencilla como profunda. El lateral vistió su tradicional camiseta número 15, aunque en esta ocasión  decía Coliqueo en la espalda en vez de Beausejour.

El jugador de la Universidad de Chile es de ascendencia haitiana, por su padre, y mapuche por su madre, por lo que siempre ha sido un activo actor en la reivindicación de la causa, lo que volvió a explicitar con su acción durante esta jornada en la Novena Región.