Un grupo de venezolanos reubicados por las autoridades colombianas en un campamento para inmigrantes en el occidente de Bogotá se enfrentaron entre ellos y con la Policía por la repartición de alimentos.

La secretaria de Integración Social de Bogotá, Cristina Vélez Valencia, manifestó a periodistas que “la principal fuente de discordia dentro del campamento” son los alimentos que, según los venezolanos, son insuficientes, de mala calidad e incluso vencidos.

Los disturbios se generaron el lunes a la mañana y en ellos participaron varios inmigrantes que agredieron a la Policía y ocasionaron daños a las carpas del albergue.

En varios videos difundidos en redes sociales se ve a un grupo de venezolanos golpeando con palos a una persona e incluso uno de ellos amenaza con un cuchillo a otra.