“Portal de los Delfines” se llama el hostal ubicado en las cercanías de Punta de Choros al que hizo referencia la Presidenta Michelle Bachelet al señalar que fue ese lugar de la comuna de La Higuera el que la inspiró para comprar terrenos a nombre de sus hijas.

La Mandataria reveló ayer que “resulta que el año 2013 yo conocí a una enfermera, que tiene un centro como de meditación y me contó de este lugar en La Higuera, donde ella tiene su centro y donde obviamente, la familia de mi hijo también estaba interesada en comprar algo como una cosa recreativa”. Esa enfermera a la que hace referencia Bachelet es la terapeuta Adriana Rubio Herrera, que efectivamente posee un centro de salud natural llamado Ohani, ubicado en la calle Nevería de la comuna de Las Condes. Pero además es socia del “Portal de los Delfines”, este hostal de veraneo ubicado las cercanías de Punta de Choros, en la región de Coquimbo, y que también ofrece terapias complementarias. “La región me encanta, es un lugar tranquilo”, afirmó ayer la Presidenta. A lo que agregó: “No tiene nada que ver con Dominga, ni siquiera sabía que existía a esa altura”.
La enfermera Adriana Rubio Herrera aparece citada en un reportaje de Ciper de abril de 2015 como socia de Jorge Godoy, el dueño de la Inmobiliaria e Inversiones Lonquimay y que realizó un contrato de compraventa con Natalia Companon por seis hectáreas en las cercanías de Punta de Choros, de las cuales ella vendió 5 mil metros cuadrados a su cuñada Sofía Henríquez.

La sociedad de Rubio con Godoy corresponde al hostal “Portal de los Delfines”, cuya misión según el reportaje de CIPER es “construir, explotar y arrendar hoteles, moteles, hosterías, restaurantes y ofrecer  tratamientos y sistemas de relajación y sanación relacionados con Reiki, Flores de Bach, Yoga, Astrología y otras terapias”.

La Presidenta Bachelet ayer ante la prensa acreditada en La Moneda, remarcó varias veces que “la persona que me habló de esto fue una enfermera que tiene un centro de medicina alternativa en Santiago y que además, tiene este centro de yoga, meditación, y me contó que había este señor Godoy, que vendía lotes. Que era como un lugar muy místico, lleno de buenas vibraciones”.

Ese lugar “místico” del que habla Bachelet, según su página web www.elportaldelosdelfines.cl, precisamente invita a “recrear el cuerpo, la mente y el espíritu” en un escenario que definen como un “paraíso natural”. En la misma página web de “El Portal de los Delfines” se puede apreciar un banner del centro Ohani, de propiedad de Adriana Rubio.

/El Líbero

/gap