“Alfredo Moreno se maneja y claramente hoy fue un acto de muestra de poder. Bien por él y por la Confederación de la Producción y del Comercio. Buena convocatoria”. Este es el sentir de un importante hombre de negocios que asistió al encuentro “3XI (Inspiramos, Incluimos, Innovamos)”, convocado por el futuro presidente de la CPC en Las Majadas de Pirque y que reunió a más de 80 empresarios, emprendedores, representantes de organizaciones de la sociedad civil y Empresas B, así como a dirigentes gremiales y líderes en innovación.

En resumen, un gran abanico de protagonistas del espacio público y privado que accedieron a “trabajar para restituir las confianzas y generar una cultura de encuentro para crear un Chile mejor”

La cita partió a las 9:00 horas en el restaurado Palacio de Las Majadas de Pirque, cuyos céspedes y salones albergaron a lo más granado de la elite empresarial, la que comenzó a llegar desde tempranas horas.

El primero en arribar y uno de los últimos en abandonar el encuentro fue el presidente de Quiñenco, Andrónico Luksic, cuyo hermano Jean Paul también estaba invitado a la cita. A ellos se sumaron el presidente de Colbún –y favorito para liderar la Sofofa–, Bernardo Larraín Matte; el director de CMPC, Bernardo Matte; y asimismo el socio de Latam, Ignacio Cueto, y su hermana Esperanza. Además del presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, quien llegó en el mismo automóvil con el presidente de Icare y Habitat, Juan Benavides.

La reunión también contempló la participación del amigo de Sebastián Piñera y ex controlador de Sonda, Andrés Navarro; el presidente de Ultramar, Richard von Appen; el gerente general de Falabella, Sandro Solari, y los accionistas del mismo holding, Juan Pablo y José Luis del Río; el presidente de Sigdo Koppers, Juan Eduardo Errázuriz, el gerente general de Telefónica, Claudio Muñoz, y el miembro de la familia controladora del BCI, Ignacio Yarur.

Estuvieron también los presidentes de las ramas de la CPC.

El puntapié inicial, según relata un asistente, lo dieron los cuatro representantes del Centro de Innovación UC, Empresas B, la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) y la Comunidad de Organizaciones Solidarias. Aunque el mérito de la convocatoria fue del ex secretario de Estado.

Tras una alocución de Moreno, el encuentro contempló la exhibición de un video en el que se mostraba la pobreza de nuestro país, con casos extremos como Bajos de Mena, el que se había transformado en un gueto, y otros que habían despertado la desconfianza de los chilenos hacia el Gobierno, la política y los empresarios. “Fue un video más descriptivo que disruptivo”, señala uno de los invitados.

El siguiente paso era separar a los asistentes en 10 grupos de 7 u 8 personas, en los cuales se analizó “el diagnóstico de por qué existe tanto encono y agresividad en nuestra sociedad”.

Ello se debe a que “hay demasiado pesimismo y falta de confianza en las capacidades propias y de los chilenos para salir adelante. Además de una desconfianza muy grande en los demás”, a juicio de un importante dirigente empresarial.

La deuda estaba pendiente. Hacía meses que Moreno y los diversos grupos sociales, de emprendedores e innovación, querían organizar un encuentro para conocerse y verse las caras, lo cual se logró al mezclar a importantes hombres de negocios con emprendedores.

Una de las mesas, por ejemplo, estaba constituida por el presidente de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, el presidente de Hortifut, Víctor Moller, y la fundadora de la Casa de la Paz, Ximena Abogabir. Mientras que en otra se encontraba Andrónico Luksic compartiendo con la misionera alemana de la organización Cristo Vive, Karoline Mayer, quien valoró la iniciativa del futuro líder del principal conglomerado empresarial. “Moreno ha sabido lograr que las personas se pongan en la misma onda de querer construir futuro”, recalcó.

Cabe destacar que la hermana Mayer está desde 1968 en Chile y mostró una activa resistencia al régimen de Augusto Pinochet, dando asilo a opositores y ayudándolos en el exilio, lo que provocó que incluso fuese arrestada. En 1990, una vez iniciada la democracia, surge la comunidad Cristo Vive, con un marcado carácter social y educativo.

“Se han cometido errores”

El diagnóstico y conclusión de muchos grupos de trabajos se dejó registrado en un documento, el que finalmente la consultora que asesora a Moreno en este encuentro, Virtus Partner, analizará para delinear los próximos pasos de acción.

En esa línea, Richard von Appen manifestó que, analizando el rol que han cumplido, “se han cometido errores y el compromiso que tenemos es con el desarrollo de Chile”. Por ello, valoró el liderazgo de Moreno, el que “ha sido muy positivo al congregarnos a todos nosotros”.

La visión de Von Appen fue compartida por el presidente de la SNA, Patricio Crespo, quien postuló formalmente a Moreno a la CPC, al destacar que este es “un gran conductor y motivador”.

A su juicio, el encuentro entregó una mirada comprensiva de la realidad nacional. “Un análisis descarnado, una muy buena motivación. Es un grupo que intentaba conectarse con el Chile profundo. Había mucha preocupación por lo social, de cómo nos hacemos cargo de esos chilenos que siguen esperando”, detallo Crespo, quien participó en tres mesas de trabajo y dos plenarios.

En esa línea, el propio Moreno indicó que “la reunión ha cumplido su misión”.

Y es que los grupos se conocieron, se valoraron, superaron algunos mitos y se coordinaron para trabajar juntos: “Son gente de acción que ha hecho cosas muy valiosas y que les interesa Chile. Los empresarios podemos aprender mucho de ellos”, señala una alta fuente empresarial.

Desde la otra vereda, la presidenta de la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Alejandra Pizarro –que reúne a 200 fundaciones y corporaciones– valoró la apertura, generosidad y colaboración del empresariado: “Nos importa el Chile que estamos construyendo y tenemos que abrir conversaciones y hacer cosas distintas”, apuntó.

“Era una conversación que todos necesitábamos”, agregó Sebastián Zulueta, de América Solidaria.

Mientras desde el lado empresarial no se restaban de aplaudir el estreno de Moreno: “Es el liderazgo que se necesitaba para el momento del país. Representa la esperanza”, concluye un importante hombre de negocios.

Otros añadieron que era la modernización que se requería. “Aires nuevos, una mirada de futuro muy necesaria para la dirigencia gremial”, fueron las palabras de uno de los asistentes, que defendió el tenor del encuentro ante algunas suspicacias que aludían a que la cita se hubiese realizado un día antes de la presentación oficial de la candidatura de Piñera.

“Este encuentro está organizado hace meses. Imposible haberlo calculado”, recalca.

Aclaración a la que se sumó el enfoque de otro empresario, quien precisó que “esto no fue una cosa de política y no hablamos de nada de eso. No sé en qué se va a traducir este encuentro, pero lo que pasó hoy es bueno. Hubo un grupo que tiene la disposición de ayudar a Chile y esto pasa por trabajar coordinadamente con las organizaciones que asistieron al encuentro”, comentó.

/gap