Un resquicio reglamentario permitirá finalmente a Colo Colo poder contar el sábado ante Huachipato, en Talcahuano, con Esteban Paredes. El conjunto albo gestionó la interrupción de los dos partidos de sanción que pesaban sobre el delantero aprovechando la coyuntura de que el venezolano Danny Pérez, de nula participación en el primer equipo, había regresado de su selección con problemas físicos. Y tal y como confirmaron anoche desde Quilín, la jugada dio resultado.

El Artículo 15 de las bases del Campeonato dejaba abierta dicha posibilidad al precisar que “en caso de que un jugador habilitado del plantel profesional de un club se lesionare durante su participación en una convocatoria a la Selección Nacional Absoluta, Selección Nacional Local Adulta, Selección Nacional Sub 20 o por una Selección adulta o Sub 20 extranjera, podrá ser reemplazado por una fecha, por un jugador que se encontrare suspendido por un máximo de tres fechas, interrumpiendo así la sanción aplicada por el Tribunal Autónomo de la Disciplina”. Y ahí es donde apareció la chance para Colo Colo de recuperar al goleador.

La lesión, por tanto, del Sub 20 llanero permitirá al Cacique poder contar para el trascendental encuentro en el CAP Acero con un Paredes que, transcurrida la fecha de reemplazo y como indica el mencionado Artículo 15, “deberá cumplir íntegramente el periodo de suspensión por el que hubiere sido sancionado”.