Un equipo de investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), EE.UU., logró crear un avión que no tiene partes móviles y vuela sin hacer ruido, informa un estudio publicado este miércoles en la revista Nature.

Para hacer posible el vuelo, los especialistas instalaron baterías bajo las alas de la aeronave, por medio de las cuales se produce un flujo de aire con moléculas cargadas positivamente que, a su vez, atraen a otra cargadas negativamente, producidas en su parte trasera. La colisión de las moléculas con cargas opuestas crea la suficiente tracción para que el avión pueda volar. “Este es el primer vuelo completo de un avión sin partes móviles en el sistema de propulsión”, recalcó el creador del prototipo del aparato, Steven Barrett.

Durante el lanzamiento experimental, la aeronave, con una envergadura de cinco metros, mostró capacidad de volar a una distancia de 60 metros.

Barrett afirmó que se le ocurrió la idea ya de niño, cuando veía la serie ‘Star Trek’. “[La serie] me hizo pensar que en el futuro a largo plazo los aviones no deberían tener hélices y turbinas”, dijo, sino lucir como “los transbordadores en ‘Star Trek’, que tienen solo un resplandor azul y se deslizan silenciosamente”.

Sin embargo, los autores admiten que la nave todavía necesita modificaciones. Entre los principales detalles para poder mejorarla destaca el encontrar una manera de producir más ‘viento iónico’ con menor voltaje, ya que por el momento el aparato necesita baterías de unos 40.000 voltios. “Este fue el avión más simple posible que pudimos diseñar para demostrar el concepto de que un avión con iones puede volar”, señaló Barrett.

El experto hizo hincapié en que el descubrimiento “abre posibilidades nuevas e inexploradas para una aeronave que sea más silenciosa, mecánicamente más sencilla y sin emisiones de combustión”. En su opinión, el sistema podría ser usado para desarrollar, en un futuro próximo, aviones híbridos de pasajeros y otras grandes aeronaves.

/psg