La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, advirtió este jueves que protegerá la “soberanía británica” de Gibraltar durante las negociaciones sobre la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea.

May, que conversó la noche del miércoles con el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, aseguró en el Parlamento británico que fue “absolutamente clara” con él, al trasladarle que “la soberanía británica de Gibraltar se protegerá” y que “la futura relación (con la UE) debe funcionar para toda la familia del Reino Unido”.

“Las negociaciones están ahora en un momento crítico. Todos nuestros esfuerzos deben estar centrados en trabajar con nuestros socios europeos para llevar este proceso a su conclusión final, en el interés de todos nuestros pueblos”, agregó la jefa de Gobierno.

Por su parte, España ha pedido garantías de que mantendrá la última palabra en cualquier negociación futura en torno al “brexit” en la que esté involucrado Gibraltar, enclave británico situado en el extremo sur de la península ibérica.

Turistas británicos escuchan a una guía desde un observatorio de Gibraltar, territorio históricamente reclamado por España (Reuters)
Turistas británicos escuchan a una guía desde un observatorio de Gibraltar, territorio históricamente reclamado por España

May aseguró que prevé continuar hablando con los líderes de los 27 socios comunitarios restantes durante los próximos días, a fin de cerrar el acuerdo de salida y la declaración política sobre la futura relación antes de la cumbre extraordinaria del domingo.

La mandataria conservadora, que este miércoles se reunió con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, regresará a Bruselas el sábado para continuar las negociaciones.

A su vez, Sánchez, que el jueves emprendió una visita oficial a Cuba, había insistido la víspera en que vetaría el acuerdo sobre el Brexit en la cumbre del domingo si no se satisfacen sus demandas respecto al enclave.

A menos de tres días de esa cita, May reconoció que “las negociaciones están en un momento crítico”.

/psg