El comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, reveló graves hechos de corrupción al interior de la institución, durante una intervención que tuvo ante 900 efectivos en el aula magna de la Escuela Militar.

En su alocución, a cuya grabación secreta tuvo acceso exclusivo el diario electrónico The Clinic, el jefe castrense habló de las irregularidades que remecen al Ejército, a divisiones internas y a los lazos de hombres bajo su mando con el crimen organizado.

El comandante en jefe dijo que “tenemos información de que hay oficiales y cuadro permanente que compra armas por la vía legal, que después las dan por perdidas, pero que lo que están haciendo es venderlas a grupos de narcos, de delincuentes”

Sin saber que era grabado, recalcó también que “la única forma de encarar la crisis era con un mando fuerte, sin más fracturas internas”. “Un Ejército sin disciplina es una horda de gente muy peligrosa”,  expresó ante sus subalternos, según los audios en poder de The Clinic.

Milicogate

Luego apuntó a la crisis provocada por los desfalcos cometidos en la institución, en especial aquellos con fondos provenientes de la Ley Reservada del Cobre.

“Los últimos siete meses para mí no han sido fáciles. Tener que enfrentar cada cosa… Y vienen más. Está el caso del FAM (Fondo de Ayuda Mutua), el del Milicogate que uno no sabe hasta dónde llegar. Todo está activo…”, aseguró Martínez.

Bajas en el alto mando y viajes

En su fuerte alocución, calificó como “dolorosa” la reciente salida de 21 generales del alto mando, y aseguró que ya no hay más actos irregulares en la institución bajo su mando.

Más adelante manifestó  que con el tiempo comprendía que  los reglamentos internos del Ejército quedaron desfasados de las leyes y que ello provocó errores administrativos que en la actualidad son investigados por la Contraloría General de la República. Precisó que los involucrados en estos en juicios deben devolver los montos cuestionados, a veces por hasta 200 millones de pesos.

“Estamos haciendo todo lo humanamente posible con la Contraloría General de la República, y en eso me he empleado yo también, para que se entienda el contexto de lo que eran los viajes de la Academia de Guerra y de la Academia Politécnica, de manera tal que no se lleven a cabo o no se realicen estos juicios de cuenta”.

El general Martínez lamentó sin embargo que hasta ahora sus gestiones no resultaron. “Yo lo conversé con el contralor, el contralor entendió las razones, pero parece que alguien se opuso”, dijo.

El comandante en jefe aseveró que la corrupción también golpea a las otras ramas de la Defensa, en especial en lo relativo al uso irregular de fondos para pasajes y fletes. “¿Es posible encontrar situaciones similares en las otras instituciones? Respuesta, sí. Lo que pasa es que estamos siendo investigados nosotros” , puntualizó.

Pensiones

Luego el comandante en jefe del Ejército dijo a sus hombres que debía readecuarse el sistema de pensiones castrenses, el que permite que algunos oficiales reciban pagos por hasta seis millones de pesos mensuales. “La verdad es que es insostenible un sistema previsional como el que tenemos, no con la realidad del país.

Martínez luego comentó a los militares presentes que el gobierno alista un cambio en la previsión castrense, consistente en prolongar la carrera militar. “Uno tiene que ser estratega. El bien a cautelar son las pensiones. Las pensiones es algo que hay que cuidar con dientes y muelas, si es necesario alargar la carrera militar, para que prevalezca la esencia de las pensiones nuestras, hay que hacerlo”, indicó.

Martínez además admitió que “lo desgasta enfrentar el ‘trabajo guerrillero’ de quienes sabotean a la institución desde adentro”. Descartó, eso sí, que que exista un quiebre entre oficiales y suboficiales, como planteó el diputado Leonidas Montes, de Renovación Nacional, en el Congreso.

“Eso yo no se lo voy a permitir a nadie, sea quien sea. No voy a permitir bajo ningún punto de vista que se coloque una cuña entre los oficiales y los suboficiales. No no voy a aguantar que sea quien sea se de gustitos con uno”, subrayó.

Homenaje a Krassnoff

El comandante en jefe del Ejército también criticó el homenaje brindado en la Escuela Militar al general en retiro Miguel Krassnoff, condenado por crímenes de lesa humanidad. “Yo no puedo permitir, que, por muy legítimas que sean las expresiones individuales, se den en el marco de la Escuela Militar.

Martínez señaló que no fue un simple error del coronel Germán Villarroel. “Estaba presente, conocía el libreto, no me digan que no, sí lo conocía. Sabía que iban a hablar A, B y C, que iban a leer las cartas y entregar las poleras. Y él tiene palabras de cierre. Ese era su último momento para hacer lo que tenía que hacer”, fustigó la actitud del ex director de la Escuela Militar.