Esta mañana, el ministro de Salud, Enrique Paris, se reunió con el embajador de China en Chile, Niu Qingbao para discutir acerca de la situación de la pandemia de coronavirus y sobre los acuerdos entre ambos países en tema de vacunas.

“Hemos tenido una reunión muy provechosa, muy agradable, y destacando la cooperación que hemos llevado a acabo entre China y Chile con respecto al tema de la pandemia, la trazabilidad, la búsqueda del origen. Obviamente, nosotros apoyamos a China en el trabajo que ha hecho a nivel mundial en colaboración con la Organización Mundial de la Salud para emitir un informe que esperamos conocer y que creemos que, como esta basado en la evidencia científica, va a ser de gran utilidad al manejo pandemia”, indicó Paris tras la cita.

Al respecto, el ministro anunció que el próximo domingo llegarán 2 millones de dosis del laboratorio Sinovac, y en diez días más, llegarán otros 2 millones.

Además, sostuvo que en los primeros días de abril el Instituto de Salud Pública comenzarán los antecedentes de la vacuna del laboratorio Cansino, también de origen chino, esperando que esta sea aprobada y suministrada en nuestro país.

“Con respecto a CanSino, los antecedentes fidedignos que tengo aseguran que en los primeros días de abril, CanSino va a presentar sus antecedentes científicos, de investigación, académicos y de la calidad de la vacuna, para que nosotros podamos también, si así el ISP lo amerita, se apruebe la vacuna y podamos adquirirla”, dijo.

Además, dijo que un laboratorio en Chile, que no mencionó, representará a CanSino a nivel latinoamericano: “Nos vamos a transformar en un puerto de entrada y de salida de esa vacunas para toda Latinoamérica si Dios quiere”.

Por su parte, el embajador el gigante asiático dijo que “China está muy contenta por el logro de Chile en su proceso de vacunación y seguiremos colaborando”. Además, afirmó: “Todas las vacunas elaboradas en China han sido ampliamente utilizadas en distintos países del mundo. Son seguras y efectivas”.

En cuanto a la propuesta de la Unión Europea de crear un “pasaporte verde” para facilitar el viaje entre sus miembros, pero que excluye a los inoculados con ciertas vacunas, como son el caso de Sinovac y Sputnik V al no estar aprobadas por el EMA (La Agencia Europea de Medicamentos), Paris indicó estar en contra.

“Estamos absolutamente en contra de la discriminación, por eso en conjunto con el embajador lo que hemos dicho es que debemos reforzar la importancia de la OMS. La OMS deberían ser la encargada de dictar ese tipo de normas”, sostuvo.

En cuanto a la posibilidad de un Pasaporte Sanitario, indicó, esto también se discutió en la reunión.

“Hablamos de esta posibilidad de tener un pasaporte y obviamente que eso va a facilitar las mejores relaciones con China, el intercambio de personas, la posibilidad de viajar y seguir con nuestro intercambio comercial y sanitario de investigación que ha sido tan importante”, agregó.

Por otro lado, el ministro además destacó que “son muchos” los médicos que se han dedicado a estudiar la medicina china en Chile y que por lo tanto, acordaron establecer un convenio para el perfeccionamiento de estos profesionales.

/psg