El ministro de Defensa, Alberto Espina, informó que se comunicó con el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez, para solicitarle información tras la divulgación de un reportaje de The Clinic que revela grabaciones en una reunión con militares, donde el general se refiere a actos de corrupción al interior de la institución castrense y habla de la existencia de venta ilegal de armas por parte de miembros de la rama castrense a narcotraficantes.

“He llamado por teléfono al comandante en jefe del Ejército, que se encuentra en una junta de generales fuera de Santiago, y le he pedido que me entregue de inmediato toda la información, el día de mañana, en detalle, respecto de los hechos que él ha mencionado”, indicó Espina.

El secretario de Estado detalló que Martínez le expresó que en sus palabras “hacía referencia a hechos que han ocurrido en el pasado, que están en la justicia, en la justicia militar, en donde habría aparecido vinculado un soldado del Ejército que habría adquirido armas en forma ilegal y habrían sido vendidas a narcotraficantes”.

“Yo le voy a pedir toda la información concreta”, recalcó Espina, quien agregó que el jefe castrense, según su primera explicación le dijo que las palabras estaban dentro de un contexto “de una advertencia que él hace, de que los tiempos exigen los mayores altos grados de probidad a las Fuerzas Armadas y que por lo tanto esa y otras materias el nuevo mando del Ejército tiene que estar vigilante para que bajo ninguna circunstancia ocurra”.

/gap