El comandante en jefe del Ejército, general Ricardo Martínez, informó que la venta de armas a narcos por parte de efectivos fue denunciada el 12 de octubre pasado y que el hecho está siendo investigado por la Fiscalía Militar.

En entrevista con El Mercurio, el general Martínez también indicó que los investigados son cinco suboficiales. “Con la inteligencia militar tenemos indicios de que podría ser que compraban armas y después las daban por perdidas para venderlas”, declaró

Además, aseguró que la reunión en la Escuela Militar filtrada por The Clinic mediante audios era “reservada y no secreta” y que “la idea era tocar los principales temas que hemos sufrido como Ejército, fundamentalmente sensibilizarlos sobre la responsabilidad que tenemos con la institución y con la sociedad a la que servimos”.

En cuanto a su llamado a defender “con dientes y muelas” las pensiones de los militares, Martínez dijo que “los oficiales y suboficiales realizan un servicio que es 24/7, sin que les paguen horas extras, con traslados a distintos lugares. Por eso es tremendamente importante que al término de una carrera se vean, en cierta manera, reconocidos por el Estado a través de esas pensiones“.

El general Martínez fue citado a primera hora de este viernes por el ministro de Defensa, Alberto Espina, para que explique el alcance de sus dichos en la Escuela Militar. Anoche, el secretario de Estado expresó que se trata de “hechos del pasado”.