La notificación ya llegó a ambos países, y lo más probable es que se haga pública el lunes. La Corte Internacional de Justicia de La Haya resolvió cómo seguirá el juicio por el uso de las aguas del Silala entre Chile y Bolivia, luego que los agentes Ximena Fuentes y Eduardo Rodríguez Veltzé plantearan sus peticiones al tribunal en una reunión sostenida el 17 de octubre en Holanda.

Aquella vez, según relataron por esos días a La Tercera quienes se enteraron de esa cita, nuestro país -demandante en este caso- solicitó pasar inmediatamente a la fase oral del litigio, mientras que La Paz pidió continuar con la etapa escrita, es decir, con una réplica chilena y una dúplica boliviana. En esa misma reunión, además, el equipo chileno manifestó disposición a responder por escrito la contrademanda que presentó Bolivia, y solicitó que todo el proceso se pueda desarrollar en “plazos breves”.

En este contexto, fuentes al tanto del juicio informaron que la Corte decidió desechar la primera solicitud chilena y acoger lo que pedía Bolivia. Así, el tribunal internacional resolvió que el litigio continuará con una etapa escrita.

Las mismas fuentes explican que el organismo, en todo caso, informó a ambos países que esa fase se desarrollará en 2019, específicamente entre enero y mayo, no prolongándose mayor tiempo y quedando lejos de las elecciones presidenciales de Bolivia, que se realizarán en octubre del próximo año.

Así, La Haya también terminó acogiendo la petición de nuestro país para que el proceso se desarrolle en “plazos breves”, algo que ha buscado Chile para zanjar prontamente la otra controversia que enfrenta a ambos países tras el fallo de la Corte en el que se rechazó la demanda marítima paceña.

/psg