Un escándalo ha sacudido las redes y la sociedad ucraniana después de que una bloguera de solo ocho años con millones de seguidores anunciara que está saliendo con un adolescente de 13 años, con el que aparece en fotos provocadoras con la bendición de su madre, que controla sus cuentas de redes sociales.

Milana Majanéts tiene casi 500.000 seguidores en Instagram y casi siete millones en la aplicación para compartir videos Likee, un análogo de TikTok popular entre los jóvenes rusos y ucranianos. Milana también trabaja como modelo y participa a menudo en desfiles de moda para niños.

En una publicación ya eliminada de Instagram, la niña reveló que había entablado una relación con el bloguero Pasha Pai, de 13 años. “Pasha y yo somos pareja ahora”, escribió la menor.

En sus historias de Instagram, los dos niños han publicado fotos en las que aparecen besándose, e incluso durmiendo en la misma cama. Una de las imágenes compartidas por Pasha muestra a los dos menores encadenados mientras Milana se cepilla los dientes en ropa interior.

Después de que la historia recibiera atención mediática, la mayoría de las fotos y videos provocativos fueron eliminados. Según la descripción de la cuenta, el perfil de Milana está a cargo de su madre, Daria, que explicó en Instagram que no tiene ningún problema con la relación entre los dos menores, señalando que “es su vida y lo resolverán por su cuenta”.

La madre ha recibido una lluvia de críticas en las redes, donde algunos usuarios pidieron que se le retire la custodia de Milana y que sea procesada. En una publicación de Facebok que ha sido muy compartida, la internauta Gerda Weber acusa a la madre de “tener problemas de cabeza” y de “sexualizar a su propia hija por dinero”. “Daria no se da cuenta de que, además de los niños chillones, la mayor parte de los comentarios y las visitas provienen de pedófilos”, asevera Weber.

La abogada Anna Maliar sostiene en otra publicación que la “madre de Milana convirtió a una niña de ocho años en una mujer seductora para los pervertidos”, y que están creando “contenido para pedófilos”. Maliar también advierte que el ejemplo de la bloguera puede “inspirar” a millones de sus seguidores a convertirse en “objetos de deseo para los pedófilos y a ganar dinero con ello”.

Por su parte, el periodista y expolítico ucraniano Ígor Mosiichuk aseguró en su página de Facebook que la historia “requiere la intervención inmediata de la Policía Nacional, las autoridades estatales de tutela, la Defensoría del Pueblo y la ciudadanía”, ya que “toda esta promoción” de las relaciones de Milana y Pasha está “muy cerca de la pornografía infantil”, siendo también “un suelo fértil que, como la miel, atrae y estimula a los pedófilos a actuar”.

Entretanto, el Defensor del Menor de Ucrania, Nikolái Kuleba, confirmó que ya se ha dirigido a la Fiscalía General, al Ministerio del Interior y a la ciberpolicía en relación con este asunto.

Según medios ucranianos, la Policía ya ha interrogado a Daria, la madre de la bloguera, y ha abierto una causa penal en relación con la recolección y distribución de pornografía.

/psg