Centenares de manifestantes ingresaron al Congreso de Guatemala, causando incendios antes de ser desalojados de las instalaciones, en el contexto de una protesta contra el gobierno de Alejandro Giammattei tras la aprobación de un presupuesto criticado desde la ciudadanía.

Se trataría del más grande en la historia, que genera endeudamiento y rechazo entre los guatemaltecos.

Los incidentes ya fueron controlados, luego que fueran visibles llamas en varias de las ventanas del edificio. Las llamas en el palacio Legislativo eran evidentes desde la calle y la Cruz Roja atendió a varias personas por intoxicación, dijo a periodistas un vocero de la Cruz Roja Guatemalteca, Andrés Lemus.

Para ingresar, según reportó Infobae, los manifestantes rompieron la puerta de ingreso y las ventanas, lanzando antorchas encendidas al interior.

Los parlamentarios no se encontraban en el hemiciclo durante los 10 minutos que duró el ataque, en el cual también causaron otros destrozos, no reportándose aún heridos o fallecidos.

El Congreso, en su mayoría integrado por el oficialismo y partidos afines, aprobaron esta semana el mayor presupuesto en la historia del país con casi 13.000 millones de dólares, detalló la Agence France-Presse.

Sin embargo, la mayoría de fondos están dirigidos a infraestructura con empresarios y deja de lado el combate a la pobreza y desnutrición infantil que afecta a casi el 50% de los niños menores de cinco años.

Además de las protestas que ha generado, varias entidades económicas y analistas advierten que es un riesgo que un tercio del presupuesto sea financiado por deuda, como se propone.

Adicionalmente, el Congreso aprobó prestamos por más de 3.800 millones de dólares para atender la pandemia por el nuevo coronavirus, aunque solo se ha invertido menos del 15% de esos recursos.

/psg