El esperado “Black Friday” en Estados Unidos, en el que millones de personas aprovechan la jornada de rebajas para realizar sus comprar navideñas, cerró con unas ventas de US$6.200 millones, lo que superó las predicciones de US$5.900 millones.

Esta cifra significa un crecimiento interanual del 23,6%, según los datos de la firma Adobe Digital Insights.
Este es uno de los fines de semana con mayor número de ofertas en las tiendas del país, que se inicia con el Día de Acción de Gracias, cuando, tras compartir con la familia y amigos, salen en estampida a grandes almacenes, pero también a otros comercios minoristas a comprar.

/gap