La naturaleza de un fenómeno cósmico que frena la formación de estrellas, se ha revelado como un secreto cósmico que ayuda a garantizar que el Universo sea un lugar donde la vida pueda emerger.

Un equipo liderado por Roland Crocker, de la Escuela de Investigación de Astronomía y Astrofísica de ANU (Australian National University), estudió una forma particular en que las estrellas proporcionan una contrapresión a la gravedad que ralentiza el proceso de formación estelar.

“Si la formación de estrellas ocurriera rápidamente, todas las estrellas se unirían en grupos masivos, donde la radiación intensa y las explosiones de supernova probablemente esterilizarán todos los sistemas planetarios, impidiendo la aparición de vida”, dijo en un comunicado.

“Las condiciones en estos cúmulos de estrellas masivas posiblemente incluso evitarían que los planetas se formen en primer lugar”.

El estudio encontró que la luz ultravioleta y óptica de las estrellas jóvenes y masivas se extiende hacia el gas del cual las estrellas se han formado recientemente y llega al polvo cósmico, que luego dispersa la luz infrarroja que actúa efectivamente como un tipo de presión que empuja contra la gravedad.

“El fenómeno que estudiamos ocurre en galaxias y cúmulos de estrellas donde hay una gran cantidad de gas polvoriento que se está formando de forma relativamente rápida”, dijo Crocker.

“En las galaxias que forman estrellas más lentamente, como la Vía Láctea, otros procesos están desacelerando las cosas. La Vía Láctea forma dos estrellas nuevas cada año, en promedio”, añadió.

Otras galaxias en nuestra vecindad y en otras partes del Universo forman continuamente nuevas estrellas a un ritmo relativamente lento y constante.

Crocker dijo que los hallazgos matemáticos del estudio indicaron que el fenómeno estableció un límite superior sobre la rapidez con que las estrellas pueden formarse en una galaxia o nube de gas gigante.

“Esta y otras formas de retroalimentación ayudan a mantener el Universo vivo y vibrante. Estamos investigando otras formas en que las estrellas podrían retroalimentarse en su entorno para reducir la tasa general de formación de estrellas”, dijo.

/psg