El Gobierno ya envió al Congreso el proyecto de reforma previsional, con un costo de US$ 3.500 millones, una cifra elevada y que, sin embargo, es la más alta en este tema. Como todo cambio o mejoras es algo de una gran envergadura que requiere consensos para su aprobación.

Cuando empezó el Pilar Solidario, en el año 2008 también hubo reparos y una cifra algo menor de la que estamos comentando hoy día. Creo que hemos perdido mucho tiempo y muchos años en tomar decisiones que, si bien el país necesita estar en concordancia con respecto a afrontar la enorme desigualdad de los pensionados actuales y los futuros, es tiempo de analizar porque seguimos en el pasado y no podemos llegar a acuerdos entre los sectores involucrados.

Este proyecto de reforma previsional, abarca muchos aspectos que si bien, es necesario tomar decisiones tal vez no del gusto de todos, pero son importantes y que vayan en la dirección correcta, que es mejorar las pensiones actuales, proteger a los más vulnerables, y principalmente entendernos con dialogo, y que tengamos un debate serio, un debate de sugerencias a modificar pensando siempre en el bienestar de los pensionados de hoy y de los pensionados de las próximas generaciones.

Nuestro país se caracteriza por ser respetuoso de las instituciones, sin embargo, hemos visto como falta de fiscalización, se ha mermado la credibilidad de entidades que tenían prestigio y hoy vemos como despilfarran, que usan y abusan de nuestros dineros, que con mucho esfuerzo pagamos con nuestros impuestos, y que esos recursos pudieron haber tenido un destino en asegurar una mejor calidad de vida sobre todo para nuestros adultos mayores.

Da mucha impotencia, ver que nuestro país, no está al margen de la corrupción, y se destina miles de dólares a entidades necesarias pero que, sin embargo, algunos funcionarios pierden la ética y simplemente se roban los aportes obligatorios de todos nosotros. Ese hombre y mujer de hoy, que con tanto esfuerzo trabaja desde temprano con frío, con lluvia, con calor, que lo único que desea es darle un porvenir a su familia, va envejeciendo cada día, para recibir posteriormente una miserable pensión, que no le alcanza ni siquiera para pagar los gastos básicos, necesita urgentemente una reforma previsional.

La vida no es fácil, por lo mismo, no es posible que se diga a las mujeres que postergue la decisión de pensionarse hasta los 70 años y que hayan cotizado 26 años, su pensión aumentaría a $ 45.500  y si usted es hombre, su pensión aumentará aproximadamente a $ 55.700 hasta los 75 años, yo me pregunto y quien le dará trabajo hasta esa edad, y con un sueldo digno? Eso no existe.

Esperemos que próximamente, tengamos un debate previsional pensando en el bienestar común y que no suceda lo de siempre, que el gobierno de turno propone y la oposición de turno rechaza. Basta de mezquindades que sólo aumenta el desprestigio de la clase política que sólo tiene intereses de poder, y que, de una vez por todas, puedas mirar más allá de sus intereses propios, porque los adultos mayores no pueden seguir esperando una solución que no llegará por falta de consensos.

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com