“La gente que no disminuyó sus ingresos y tiene muchas lucas ¿va a sacar 4 millones y medio para ponerlos en el APV? No”. Con estas palabras, Ricardo Lagos Weber (PPD) anunciaba que presentaría una indicación al proyecto del 10%, propuesta que no prosperó. De igual forma, el senador puso en evidencia un cuestionamiento a la iniciativa del retiro de fondos y quiénes se pueden beneficiar a través del Ahorro Previsional Voluntario (APV), el instrumento preferido que usan los parlamentarios para guardar dinero para pensionarse.

El APV es un instrumento complementario al ahorro en la cuenta de las AFP y su principal objetivo es aumentar el monto de la pensión. De hecho, Lagos Weber buscaba evitar una potencial “bicicleta tributaria”, ya que las personas de mayor ingreso podrían sacar hasta $4.3 millones y depositarlo en un APV, manteniendo su ahorro previsional y recibiendo un beneficio tributario.

El senador Iván Moreira (UDI) había aludido a la problemática que enfrentan los parlamentarios, indicando que “no estoy para ayudar a los que más tienen a que saquen su plata, sin impuestos, para llevarla a un APV o a fondos mutuos. Voy a votar a favor del retiro para aquellos que lo necesiten”.

Otros han pedido que el beneficio sea universal. Uno de ellos fue Hugo Gutiérrez (PC), quien afirmó que “nosotros estamos intentando representar el sentimiento ciudadano que hoy exige este retiro y por supuesto que quienes están en contra, están bregando en contra de la historia y de los intereses de nuestra ciudadanía”.

El pasado 16 de junio, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de resolución para solicitar al Presidente Sebastián Piñera que exima del pago de impuestos a quienes retiren “total o parcialmente los fondos del APV”.

Actualmente, quienes deseen retirar sus fondos de los APV, deben pagar impuestos y un cargo adicional de entre un 3% y 7% sobre la tasa del impuesto global complementario. La razón que argumentaron los parlamentarios para solicitar el beneficio respecto de lo fondos del APV responde a los problemas económicos derivados de la pandemia.

Sin embargo, la iniciativa que podría beneficiar, si no se determina lo contrario en el Congreso, a todos los senadores y diputados adscritos en este sistema, es decir, que cuenten con un APV.

A través de InfoProbidad, se accedió a las declaraciones actualizadas de los senadores y diputados. Este el el Top 20 de parlamentarios con mayores montos en APV.

1. Iván Moreira (UDI): $358.679.630

2. Pablo Lorenzini (IND): $317.234.575

3. Carlos Jarpa (IND): $302.130.020

4. Javier Hernández (UDI): $274.000.000

5. José García Ruminot (RN): $262.447.144

6. Patricio Melero (UDI): $254.348.238

7. Hugo Gutiérrez (PC): $239.184.246

8. Alfonso de Urresti (PS): $210.379.311

9. Guido Girardi (PPD): $204.142.720

10. Pepe Auth (IND): $163.385.000

11. Guillermo Teillier (PC): $158.629.348

12. Felipe Harboe (PPD): $156.630.066

13. Pedro Araya (IND): $138.469.098

14. Andrés Allamand (RN): $137.451.767

15. Carolina Goic (DC): $133.837.925

16. Javier Macaya (UDI): $133.638.950

17. Cristina Girardi (PPD): $128.468.258

18. Ignacio Urrutia (UDI): $124.338.800

19. Sergio Bobadilla (UDI): $120.000.000

20. Marcela Hernando (PR): $117.444.696

/psg