Beatriz Sánchez no podía contener las lágrimas mientras despedía a su compañero Alejandro Guillier. El escenario era el noticiero “Hora 20” de La Red, el 4 de marzo de 2013, y el motivo del adiós era que el periodista asumiría una candidatura al Senado por Antofagasta.

“Ustedes muchas veces ven a las personas acá y no saben cómo son. Este hombre es igual como uno lo ve, tal cual. Es generoso, es positivo, es alegre y es el mejor compañero que uno puede tener”, señalaba Sánchez, sin saber que cuatro años después los caminos de ambos se cruzarían en una nueva coincidencia: ambos son cartas presidenciales, algo poco usual para los periodistas chilenos.

Porque la historiografía consigna oficialmente sólo a un periodista ocupando la Primera Magistratura: Carlos Dávila, abogado que ejerció en el oficio de comunicador en diversos diarios nacionales, que llegó a La Moneda en 1932.

Por eso, la coincidencia de “Hora 20” es llamativa: luego de que Guillier fuera proclamado como abanderado del Partido Radical, hoy Sánchez anunció en su programa de radio La Clave que está abierta a ser la candidata de Revolución Democrática y el Movimiento Autonomista para competir en la elección interna del Frente Amplio.

Así, el noticiero podría terminar con sus dos conductores entre 2012 y 2013 como postulantes a La Moneda en noviembre de 2017.

No es la primera vez: en la elección pasada, “Síganme los Buenos”, el late de Julio César Rodríguez, tuvo a dos panelistas como aspirantes presidenciales: Franco Parisi y Marcel Claude. Sin embargo, sí sería un hecho inédito que los dos periodistas que encabezaban un noticiero compitan, uno frente al otro, por los votos de los chilenos.