Al parecer la novela que se ha generado entorno a la polémica final de River Plate y Boca Juniors, aún no se sabe cuando concluirá. Debido a esto la Conmebol ha tomado ciertas determinaciones respecto al partido definitorio de la Copa Libertadores.

Si bien para este martes se había organizado una reunión de los máximos cargos de la Confederación Sudamericana de Fútbol para definir lo que se realizará, desde temprano se confirmó que el encuentro se jugará “fuera de Argentina porque no están las condiciones”. Así al menos lo reveló el presidente Alejandro Domínguez.

Esto desató la furia de parte de la dirigencia ‘xenienze’, que aún exige que el tribunal de disciplina les dé el triunfo y que de paso, descalifique a River Plate por los incidentes ocurridos el pasado sábado. Pese a esto, como ahora hay que buscar un nuevo recinto, ya se han generado algunos rumores respecto a dónde se jugara.

Según lo consignado por el diario La Cuartala primera opción sería jugar en donde está la sede de la Conmebol, Paraguay. En este contexto, el estadio ‘Defensores del Chaco’ es la prioridad, ya que cuenta con una capacidad de 42.354 espectadores.

Colombia también es carta para recibir ‘la final del siglo’ siendo Medellín, Cali y Barranquilla las ciudades que podrían albergar este evento. Por ahora sería el Atanasio Girardot el estadio con mayores posibilidades, ya que cuenta con 44.739 asientos disponibles para el público.

Brasil tampoco se ha quedado atrás, ya que aprovechando sus sedes del mundial del 2014, propuso que en el estadio Mineirao en Belo Horizonte, se juegue el duelo entre River y Boca. Su capacidad para 62 mil hinchas es lo que más estaría seduciendo a los de la Conmebol.

Ahora la gran pregunta es, ¿podrá Chile albergar la Copa Libertadores? Si bien se desconoce si la federación chilena ha propuesto el Estadio Nacional, para la Confederación Sudamericana de Fútbol jugar en Santiago sería una muy buena opción, y no solamente por el tema del estadio. Ser una ciudad relativamente cercana a Buenos Aires, ayudaría mucho en el tema de los traslados. Además debido a los cambios de la copa, Santiago será la sede de la final 2019, tal como se hace en la Champions League.

Sin embargo, el gran problema que ‘echaría por tierra’ esta opción es la Teletón. La Conmebol explicó que entre el 08 y 09 de diciembre se jugaría la final, casi una semana después de las ’27 horas de amor’, por lo que la cancha podría quedar muy desgastada producto del cierre del evento solidario en el Nacional.

/gap