La violencia desplegada en la noche del lunes por los ultras en la previa del AEK-Ajax ha tenido continuación este martes en la previa del partido de la fase de grupos de la Champions League disputado en Atenas. Antes del encuentro se han vivido momentos de mucha tensión porque aficionados locales han lanzado un cóctel molotov y varias bengalas a los hinchas holandeses que se han desplazado hasta Grecia. La Policía se ha visto obligada a intervenir y el pánico se ha desatado en las gradas, donde varios seguidores visitantes han resultado heridos. A pesar de las lamentables imágenes que se han visto, el duelo se ha disputado.