El Presidente Sebastián Piñera promulgó la esperada Ley de Identidad de Género, iniciativa que se tramitó durante cinco años en el Congreso y que hace poco más de un mes pasó su revisión en el Tribunal Constitucional, tras los reparos de Chile Vamos.

La ley permite, entre otras cosas, el cambio de sexo registral para personas mayores de 18 años, y de entre 14 y 18 años con autorización de sus padres o tutor legal, y en algunos casos a través de un juez. Desde ahora, la persona deberá ser reconocida e identificada conforme a su identidad de género.

Su promulgación, en todo caso, no gustó a todos. La fundadora de Cuide Chile y esposa del ex candidato José Antonio Kast, María Pía Adriasola, cuestionó duramente la nueva ley.

“Esta ley, lejos de constituir un paso adelante hacia el desarrollo de nuestra sociedad, abre la puerta para todo tipo de abusos. Lograr el cambio en el corazón de las personas no se logra negando la naturaleza sexuada”, dijo.

Además, la abogada agregó que “esta ley constituye un atentado contra la razón y el sentido común. Esconde la naturaleza sexuada de las personas y obliga a todos a respetar una ficción bajo amenaza de castigo. Yo me pregunto, señor Presidente, en qué clase de democracia estamos viviendo”.

/gap