Los coletazos del caso Cachagua ya se están haciendo notar. Si hace tres días el ministro de Salud, Enrique Paris, informaba 20 contagiados por coronarivus a causa de la controvertida fiesta clandestina, ahora el seremi de Salud de la región de Valparaíso, Francisco Álvarez, informó que el número ya asciende a 40 casos “probablemente asociados” al festejo realizado en año nuevo.