Recuperó el Barça la senda de la victoria para certificar su pase a octavos por 20ª ocasión consecutiva, un dato demoledor sobre la fiabilidad en Champions de los azulgranas, aunque en Eindhoven el equipo volvió a una versión frágil en defensa. Pero Messi firmó un nuevo triunfo.

Video thumbnail
La mejor noche de Arturo Vidal en el Barcelona: así fue la ocasión que le sacaron bajo palos

Arturo Vidal volvió a demostrar que ahora mismo está al nivel que se le exige a un jugador del Barça. El chileno compite como pocos y le da al equipo algo que no tiene: Llegada. Por fin ha encontrado su rol, similar al de Paulinho el año pasado, aunque con más técnica. No marcó de milagro, porque sendos remates fueron sacados bajo palos. Definitivamente, el Arturo del Bayern y la Juve. Un jugador que puede ser decisivo esta temporada.

Video thumbnail
Gol de Messi (0-1) en el PSV 1-2 Barcelona

Messi sigue en modo Champions. Después de ser baja en Milán (aunque viajara para hacer grupo en plan capitán), regresó a la competición que ha marcado en rojo para esta temporada. Y marcó, cómo no, otro gol de esos que serían extraordinarios para prácticamente cualquier jugador del mundo y que él vuelve cotidianos. Luego asistió a Piqué en una jugada de estrategia. Más decisivo, imposible.

Ter Stegen estuvo extrañadamente fallón con el balón en los pies. El alemán, inicio de muchas jugadas, erró cinco pases peligrosos que quedaron en bandeja para los atacantes del PSV y que afortunadamente no aprovecharon. En lo negativo, Marc volvió a encajar. Le sigue costando un mundo al Barça irse imbatido de los partidos.

Video thumbnail
Gol de De Jong (1-2) en el PSV 1-2 Barcelona

Ter Stegen no encajó más goles por sus paradas (enorme el mano a mano con Lozano) y porque tuvo suerte con los postes. Hasta en tres ocasiones se toparon los holandeses con la madera. Primero un Pereiro que exigió lo mejor de Ter Stegen. Después, antes del descanso, en una misma jugada, primero larguero de De Jong y acto seguido Dumfries al palo.