La tendencia al calentamiento a largo plazo se ha mantenido en 2018 y la temperatura media mundial ha sido este año la cuarta más elevada de la que se tienen datos.

Los 20 años más cálidos de los que se tienen datos se han registrado en los últimos 22 años, siendo los últimos cuatro los cuatro más cálidos, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Otras señales reveladoras del cambio climático, como el aumento del nivel del mar, el calor oceánico, la acidificación de los océanos y el derretimiento de los hielos marinos y los glaciares, se mantienen mientras que las condiciones meteorológicas extremas han sembrado la destrucción en todos los continentes, según se indica en la versión provisional de la Declaración de la OMM sobre el estado del clima mundial en 2018.

Este informe incluye detalles referentes a los efectos del cambio climático que se basan en las contribuciones de diversos asociados de las Naciones Unidas.

Asimismo, muestra que la temperatura media mundial durante los diez primeros meses del año superó aproximadamente en 1 °C a la de la era preindustrial (1850-1900). El informe se basa en cinco conjuntos de datos relativos a la temperatura mundial mantenidos independientemente.

“No estamos bien encaminados para alcanzar los objetivos de la lucha contra el cambio climático y limitar el aumento de la temperatura”, declaró el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. Dijo además en un comunicado que “las concentraciones de gases de efecto invernadero han alcanzado de nuevo niveles sin precedentes y, si se mantiene la tendencia actual, es posible que se produzcan aumentos de la temperatura de 3 a 5 °C para finales de siglo. Si utilizamos todos los recursos de combustible de origen fósil conocidos, el aumento de la temperatura será considerablemente mayor”.

“Conviene reiterar una vez más que somos la primera generación que comprende plenamente el cambio climático y la última generación que puede hacer algo al respecto”, señaló el señor Taalas.

El Informe especial del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre el calentamiento global de 1,5 °C señala que la temperatura media mundial en el decenio 2006-2015 fue 0,86 °C más alta que en la era preindustrial. El aumento medio con respecto al mismo período de referencia en el último decenio (2009-2018) fue de aproximadamente 0,93 °C y en los últimos cinco años (2014-2018), de 1,04 °C.

El Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) sobre el calentamiento global de 1,5 °C afirma que ese objetivo es posible desde el punto de vista físico, pero exige cambios sin precedentes en nuestro estilo de vida, energía y sistemas de transporte.

DESASTRES NATURALES LIGADOS AL CLIMA

El informe destaca algunos de los acontecimientos importantes de 2018. En el estado indio de Kerala, más de cinco millones de personas se vieron afectadas por las inundaciones. Del mismo modo, en Japón, cientos de personas murieron por las inundaciones.

También hubo olas de calor en gran parte de Europa, incluido el Reino Unido, que provocó incendios forestales en algunos lugares, entre ellos Escandinavia.

En julio y agosto hubo numerosas temperaturas récord al norte del Círculo Polar Ártico. Helsinki vio 25 días consecutivos con temperaturas superiores a 25C.

Hubo grandes incendios forestales en los EE.UU., como el Camp Fire en noviembre, que se cobró la mayor cantidad de incendios en un incendio en más de un siglo.

Grecia también tuvo muertes por incendios, mientras que Columbia Británica (Canadá) rompió su récord por la mayor cantidad de tierras quemadas en una temporada de incendios.

/psg