Mucho ‘porno’ puede favorecer una peor función eréctil y, por tanto, un deterioro de las relaciones sexuales. Además, ver pornografía también se asocia con una mayor insatisfacción con el sexo ‘normal’, ya que solo el 65% de las personas que participaron en una encuesta califica el sexo con una pareja como más estimulante que la pornografía. Este trabajo se ha presentado en el Congreso Virtual de la Asociación Europea de Cardiología (EAU en inglés).

La pornografía está al alcance de cualquier persona en Internet. Investigadores de Bélgica, Dinamarca y el Reino Unido elaboraron un cuestionario en línea www.malesexualhealth.be, al que respondieron 3.267 hombres. Las 118 preguntas se referían a la masturbación, la frecuencia de ver porno o a sus relaciones sexuales con otras personas.

El cuestionario se concentró en hombres que habían tenido relaciones sexuales en las 4 semanas previas, lo que permitió al equipo relacionar el efecto de ver pornografía en la actividad sexual. El cuestionario incorporó preguntas de la función eréctil estándar y encuestas de salud sexual.

Los hombres ven bastante pornografía: de media, alrededor de 70 minutos por semana, normalmente entre 5 y 15 minutos cada vez

«Descubrimos que en nuestra muestra, en general, los hombres ven bastante pornografía: de media, alrededor de 70 minutos por semana, normalmente entre 5 y 15 minutos cada vez», señala el investigador principal, Gunter de Win, de la Universidad y el Hospital Universitario de Amberes (Bélgica).

Además, vieron que alrededor del 23% de los hombres menores de 35 años que respondieron a la encuesta tenían disfunción eréctil cuando mantenían relaciones sexuales con una pareja.

«Esta cifra es más alta de lo que esperábamos», reconoce Win. «Descubrimos que había una relación muy significativa entre el tiempo dedicado a ver pornografía y el aumento de los problemas asociados a la función eréctil con una pareja».

Los autores advierten que se trata de un cuestionario y no de un ensayo clínico y podría ser que las personas que respondieron no sean representativas de toda la población masculina. Sin embargo, el trabajo fue diseñado para descubrir cualquier relación entre la pornografía y la disfunción eréctil, y dado el gran tamaño de la muestra, «podemos estar bastante seguros de los hallazgos», aseguran.

Solo el 65% de los hombres sentía que el sexo con una pareja era más emocionante que ver porno

«No hay duda -continúa Win- de que el porno condiciona la forma en que vemos el sexo; en nuestra encuesta, solo el 65% de los hombres sentía que el sexo con una pareja era más emocionante que ver porno. Creemos que los problemas de disfunción eréctil asociados con la pornografía se derivan de esta falta de excitación».

Los expertos señalan que el siguiente paso es identificar qué factores conducen a la disfunción eréctil y realizar un estudio similar sobre los efectos de la pornografía en las mujeres. Mientras tanto, «creemos que los médicos que se ocupan de la disfunción eréctil también deberían preguntar sobre el consumo de pornografía».

El estudio, afirma Maarten Albersen, de la Universidad de Lovaina (Bélgica) «contribuye a un debate en curso sobre este tema: los expertos han destacado que la pornografía puede tener efectos tanto positivos como negativos, y podría, por ejemplo, utilizarse como ayuda en el tratamiento de las disfunciones sexuales, por lo que esta es un área controvertida».

/psg